Zulema Rodríguez de manteles largos

SABINAS, COAH. – Salud, trabajo y familia, cuando se tienen, son razones poderosas para agradecer a Dios, aunado a ello la alegría de vivir, es lo que el Todopoderoso le regalo por un año más, a la joven y guapa señora Zulema Rodríguez de Jiménez.
El primer en despertarla, además del beso de los buenos días le patentizó que sus más caros anhelos se vieran realizados, no solo en su fecha personal, sino todos los días de su vida, fue su esposo Gerardo Jiménez, así como su hija Tania, quien le deseo que Dios le conceda muchos años más a su lado.
Para celebrar acontecimiento tan especial, sus amigas sin duda alguna le festejarán este fin de semana, deseándole lo mejor de la vida, al igual que en esta página social.