Brasil y Suiza sudaron lo indecible para superar en el descuento a unas esforzadas Costa Rica -quinta selección eliminada en Rusia- y Serbia, respectivamente, y apretar aún más el reñido Grupo E.

La capacidad de resiliencia de los ticos, con un Keylor Navas sensacional, llevó a la Seleçao de Tite a la desesperación hasta que, en el 90+1, Philippe Coutinho rompió el candado. Neymar, que terminó el partido entre lágrimas de alivio, redondeó el 2-0. Más tarde Suiza tomó aire tras remontar, con tantos de Xhaka y Shaqiri, el gol inicial de una selección Serbia que fue de más a menos. La Nati dependerá de sí misma en la jornada final del Grupo.

También puedes leer: ´Cazaron´ a Purón

En el otro partido del día, el que restaba de la segunda jornada del Grupo D, Nigeria venció 2-0 a Islandia para seguir con vida y, de paso, hacerle un favor a Argentina, que si gana a las Súper Águilas tiene muchas chances de clasificar a octavos. Ahmed Musa, autor de los dos goles, se convirtió en el segundo jugador africano en marcar dos dobletes en la Copa Mundial -el otro lo logró precisamente ante Argentina en 2014-. El primero en lograrlo fue Roger Milla en Italia 90.