Un montón de llantas de yukles fueron consumidas por el fuego, luego que un chispazo de un soplete que era utilizado para cortar un camión dentro de un taller ubicado en la avenida Industrial, alcanzara el zacate donde se localizaban los neumáticos.
Fue minutos antes del mediodía de ayer cuando al poniente de la Ciudad se apreció una enorme columna de humo negra, proveniente de los patios de la empresa AMCER, la cual se localiza en la esquina con la avenida Huémac.

También puedes leer: Quitan hijos a papá invidente

El incendio de llantas dentro del patio de la empresa movilizó a Bomberos.

Rápidamente, elementos del Heroico Cuerpo de Bomberos llegaron hasta la empresa AMCER, donde un montículo de enormes llantas de yukle estaba siendo devoradas por las intensas llamas, junto con la hierba seca donde se encontraban.
Debido a que por órdenes del director de Protección Civil, Agustín Ramos Pérez, traía ocupados al resto de los Bomberos en las podas de árboles y en la repartición de agua, los elementos que se encontraban lidiando con las llamas tuvieron que salir a rellenar en varias ocasiones al no tener apoyo de sus compañeros.

Al ver tal situación, fue necesario el apoyo de varias pipas de agua para controlar la contingencia, misma que duró más de una hora en ser controlada.
Personal de Protección Civil y hasta elementos de la Policía Preventiva acudieron al sitio y descubrieron que los trabajadores trataban de cortar un camión cuando una chispa que salió directo hacia la hierba seca, desató la quemazón de llantas.
Luego de lidiar con el fuego, los Bomberos lograron apagar en su totalidad el fuego, por lo que dialogaron con el personal de la empresa para evitar futuros siniestros.

Fue un chispazo de un soplete lo que originó el incendio.