Elementos de la Policía de Castaños capturaron al supuesto “guachicolero”.

CASTAÑOS, COAH.- Elementos del Grupo de Proximidad Social de Fuerza Coahuila y de la Policía Municipal, aseguraron una pipa que transportaba 30 mil litros de diésel, presuntamente robado.
El aseguramiento ocurrió el martes a las 19:30 horas cuando los oficiales de Seguridad Pública, realizaban labores de vigilancia en el bulevar Gustavo Galaz.

También puedes leer: Videos exhiben al asesino de Purón

Son 30 mil litros de combustible que fueron puestos a disposición de la PGR.

En el lugar fue detenido el chofer de este vehículo, de nombre Omar N, quien dijo contar con 44 años de edad y que tenía su domicilio en la ciudad de Apodaca, Nuevo León.
Según las autoridades, el chofer de la unidad cargada de hidrocarburos, venía de la ciudad de Reynosa, Tamaulipas y descargaría el combustible en una línea de tráileres ubicada frente a la empresa Maniobras Internacional.

La pipa doble fue escoltada por las autoridades.

Con el fin de revisar la papelería correspondiente para verificar que todo estuviera en orden, los oficiales le marcaron el alto al chofer de la pipa doble, sin embargo, no contaba con algún documento que acreditara o comprobara la procedencia del combustible.
Por ello el operador fue asegurado por las autoridades municipales al suponer que se tratara de un caso de “guachicoleo”.

La pipa fue custodiado hasta las instalaciones del C4, ubicada en el libramiento Carlos Salinas de Gortari en Ciudad Frontera y posteriormente fue remolcado por una enorme grúa a las instalaciones de la Procuraduría General de la República, siendo escoltada por patrullas municipales.
En tanto el detenido quedó a disposición de la autoridad federal correspondiente, por no contar con papeles para acreditar la propiedad del diésel de dudosa procedencia.