Paramédicos del Cuerpo de Bomberos atendieron el hallazgo para dar los primeros auxilios.

NUEVA ROSITA COAH.- El trabajador de un tajo del ejido Purísima logró escapar después de una brutal golpiza que le propinaron varios sujetos quienes emprendieron la huida en cuestión de segundos.

Fue ayer cuando el ciudadano Héctor V. fue amarrado y fuertemente golpeado por varios delincuentes de quienes hasta ahora no se tiene registro de sus nombres, los cuales llegaron hasta el lugar de trabajo de Héctor V. donde se desempeña como velador del turno de noche en un conocido tajo del ejido Purísima.

El lesionado fue trasladado al Hospital General para su valoración por las graves heridas causadas por los tubos.

Héctor cuenta que eran alrededor de 4 hombres que llegaron para sacarlo a la fuerza de la caseta donde se encontraba para después empezar a golpearlo con tubos y amarrarlo de los pies, para que no pudiera escapar o pedir ayuda.
El afectado dijo que como pudo logró escapar y pedir auxilio a las autoridades policiacas, quienes rápidamente acudieron al lugar de los hechos e implementar un fuerte operativo de búsqueda y resguardo para el lesionado.

Al lugar también acudió el Cuerpo de Bomberos, paramédicos atendieron a este hombre que fue atacado salvajemente y presentaba algunas heridas de gravedad, por lo cual lo trasladaron rápidamente a la sala de urgencias del Centro de Salud donde se encuentra internado para su valoración.

Mencionó que no pudo identificar a los hombres responsables de tal incidente ya que pasó todo muy rápido y no se pudo defender ni verlos a la cara, lo único que recuerda es que vio varias camionetas con hombres a bordo que circulaban a gran velocidad por el interior del tajo.