POR: ATILA

Lucido el evento del aniversario luctuoso del General Lucio Blanco celebrado la mañana de ayer en la Casa de la Cultura Emérico de la Cruz allá en la tierra de Nadadores donde quedó en evidencia la excelente logística de los organizadores, pues el Edil solo acudió a hacer acto de presencia y a participar cuando le tocó el turno, lo que quedó una vez más demostrado que cuando se quieren hacer las cosas bien solo basta tener al alcance el personal capacitado y disciplinado,

No aquellos que a toda costa se quieren meter para figurar cuando ni siquiera son invitados a formar parte de un equipo preparado, organizado pero sobre todo presto y al pendiente de lo que se ofrezca.

El evento tuvo muchas cosas bonitas destacando el centro de cómputo para la población pero en especial para los estudiantes que podrán acudir a hacer sus tareas completamente gratis, porque la intención es ayudarlos a que progresen y estén preparados acercándoles los elementos necesarios para ello.

La cereza del pastel fue la presencia del subsecretario de Cultura en el Estado, Andrés Mendoza Salas quien se mostró por demás interesado en las acciones que hasta el momento realiza el Edil, el que además le habló respecto a los puntos históricos del pueblo que en fecha próxima personal especializado acudirá a visitarlo con la intención de destacarlos.

Un museo el Doctor Emérico de la Cruz que a la vez es Casa de la Cultura digno de dedicarle un poco de tiempo para conocerlo a fondo. Tiene de todo desde salas de exhibición, pasando por las computadoras que pueden utilizar quienes las necesiten, talleres, teatro al aire libre, pinturas, jardines, fuentes de agua en medio de vegetación que invita a permanecer en el lugar por muchas horas.

Todo un acierto que es bien seguro que continuará perfeccionándose porque se trata de que el pueblo aprenda a darse tiempo para la cultura y el arte, que a la vez le servirá de convivencia para todos los que acudan a él.

Pero más acierto es la elección de personal para que juntos y en sinergia lleven a cabo acciones de repercusión municipal y estatal.

Porque aunque no lo crean muchos la labor pequeña pero significante que lleva a cabo el Edil nadadorense se destaca y ya suena en otras entidades.

Y pasando a otro asunto les diremos que el problema de la falta de agua que priva en la mayor parte de los pueblos se debe a que los mantos acuíferos que existen en el subsuelo se están secando por falta de lluvia.

No es un juego eso de la sequía, va en aumento y nada se puede hacer más que pedir a Diosito Santo que se acuerde de enviar agua y mucha para el campo que es allá donde se necesita y no en las ciudades donde para nada está la esperanza de que se cultive el asfalto o los edificios porque en las ciudades no se da nada, es el campo donde se necesita el agua para que produzca lo que comemos a diario.

Eso es una cosa y la otra es que por las tuberías no hay agua y lo que es peor no habrá hasta en tanto no llueva, es decir que dependemos del cielo y lo que caiga de él.

No es chiste, el desabasto de agua es todo un broncón digno de sentarse a medir las consecuencias de lo que se hizo mal y de lo que se debe hacer para evitar que se acabe de una manera tan rápida como está sucediendo.

Definitivamente que el agua se va a acabar aunque tres cuartas partes de la tierra sean agua, la que bebemos y utilizamos para uso doméstico cada vez es menos así que no queda de otra que cuidarla o hacerla rendir.

Es un tema para analizar y poner sobre la mesa, que obliga a emprender acciones lo antes posible porque al paso que vamos se cumplirán las profecías que dicen que las guerras entre los pueblos serán por culpa del agua.

Hasta Mañana.