Alarmante la cifra de mujeres golpeadas

Alarmante la cifra de mujeres golpeadas
PUBLICIDAD

El Centro de Empoderamiento recibe decenas de casos de féminas maltratadas, humilladas y amenazadas

FRONTERA COAH-.En el Centro de Justicia y Empoderamiento para la Mujer, reciben un promedio de 25 casos nuevos por semana, Deyanira Nájera, directora de la dependencia, mencionó que es importante no minimizar las agresiones verbales, humillaciones y amenazas que poco a poco pueden incrementar y tener un desenlace fatal como la muerte.

“Todas las mujeres que vienen a denunciar corren un riesgo, pero hay unas de alto riesgo, dependiendo de las circunstancias se aplican pero a todas las usuarias se les dicta una medida de protección”, comentó.

Dijo que afortunadamente se cuenta con el apoyo de Seguridad Pública, para que una vez al día acudan a los domicilios de las usuarias a cerciorarse que están bien, además es importante que ellas estén en constante comunicación con personal del CJEM.

Mencionó que no se deben minimizar las agresión verbales, las humillaciones que cada vez van en aumento, pasa a los golpes, al uso de armas, se trata de evitar que tenga un desenlace trágico como es la muerte de la víctima.

“No es normal, aunque sea tu esposo debe tratarte con respeto, como mujer hay que cuidarse, valorarse y pedir ayuda para que reciba auxilio no solo en lo legal sino en lo psicológico, muchas veces hay presiones familiares, económicas y emocionales que no te permiten salir sola de la situación”, comentó.

Hay casos de violencia física, psicológica donde existen amenazas de muerte que no se deben minimizar, una pareja debe brindar seguridad, confianza y sobre todo tener mucha comunicación entre los dos.

Comentó que la violencia siempre ha existido, muchos hombres ven a la mujer como un objeto de su propiedad.

Los 25 casos nuevos por semana son de mujeres en su mayoría que no concluyeron sus estudios y más que dependencia emocional es la dependencia económica la que les impide dejar de aguantar la violencia.

Incluso tienen casos de mujeres profesionales que son víctimas de violencia por parte de su pareja, que por vergüenza y miedo callaron mucho tiempo y que están saliendo adelante.