Contactanos

Coahuila

Extorsiones y Amenazas en Castaños: Albañil Engañado con un Vehículo a Cambio de Trabajo

Un albañil ha sido víctima de engaños y presiones por parte de un supuesto cliente

Por Adriana Cruz - 03 junio, 2024 - 02:13 p.m.
Extorsiones y Amenazas en Castaños: Albañil Engañado con un Vehículo a Cambio de Trabajo

Castaños, Coahuila -Un albañil ha sido víctima de engaños y presiones por parte de un supuesto cliente. La señora Gabriela Palma Martínez denunció ante Periódico La Voz que tanto ella como su esposo, el albañil Carlos Joel Rivas, están siendo amenazados por Josué Marines.

Según relató Gabriela Palma, hace cuatro meses Rivas fue contratado por Marines para realizar trabajos de albañilería en su domicilio. Tiempo después, cuando el vehículo de Rivas presentó fallas, Marines le ofreció un automóvil Cavalier negro, valuado en 25 mil pesos, a cambio de más trabajos de albañilería. El trato estipulaba que Rivas trabajaría solo dos días a la semana, los domingos y lunes.

Placeholder

"Le dice a mi esposo que él tiene un Cavalier negro con valor de 25 mil pesos y a cambio de su pago, le trabajara en albañilería. Mi esposo iba y le trabajaba, pero después no pudo porque tenía otros compromisos y le avisó que en las dos semanas siguientes no asistiría", explicó Palma Martínez.

El conflicto surgió cuando Rivas firmó un pagaré y entregó tres mil pesos a Marines como compromiso de pago por el automóvil. Al no poder continuar con los trabajos, Marines comenzó a desesperarse, publicando acusaciones en redes sociales y exigiendo la devolución del vehículo. La situación escaló con hostigamientos y amenazas, incluyendo la intervención de una presunta abogada que ahora demanda cien mil pesos a cambio del pagaré.

"Josué llegó a mi domicilio, reventó los vidrios del coche de mi esposo y se lo llevó, junto con todas las herramientas de trabajo que había dentro, incluyendo escaleras, madera y pulidor", añadió Palma Martínez. 

Entre los trabajos realizados, mencionó que Rivas construyó una isla en la cocina, una barda y una fachada, entre otros proyectos. Ante las amenazas de secuestro y la exigencia de cien mil pesos, Palma Martínez indicó: "Nosotros solo queremos que le pague el trabajo realizado y que deje de amenazarnos".

Este caso de abuso y extorsión resalta la vulnerabilidad de los trabajadores informales ante tratos injustos y la importancia de denunciar estos hechos para buscar justicia.

Artículos Relacionados