Periodico la voz
Periodico la voz
Coahuila

La Casa de Piedra

Por Adriana Cruz - 28 enero, 2017
1 / 2
La Casa de Piedra
2 / 2
La Casa de Piedra

A 200 kilómetros de Ocampo, se encuentra una casa hecha debajo   de una cueva, aprovechando la belleza natural del lugar

Ocampo.- A 200 kilómetros de la cabecera del municipio de Ocampo, se encuentra escondida una belleza turística, una vivienda construida bajo unas cuevas, terreno donde habita Benito Hernández y su esposa Martha, belleza natural del desierto más hermoso del Estado, en Ocampo, Coahuila.

El presidente de la Unidad de la Fuerza Indígena y Campesina Gustavo de la Rosa, fue invitado por don Benito para conocer su hogar y solicitar el apoyo para algún proyecto productivo, ya que lo ha solicitado ante diferentes instancias, sobre todo en el actual Ayuntamiento que encabeza el alcalde de Ocampo Alfonso Pecina, sin obtener respuesta alguna.

De la cabecera municipal hacia el ejido san Miguel, se recorren aproximadamente 196 kilómetros de terracería, de ahí cerca de 13 kilómetros más para llegar al hogar de Benito Hernández, desde que vas llegando al lugar, la sorpresa y maravilla de ver piedras gigantes, las cuales son parte del techo de una vivienda.

Respirar el aire puro, disfrutar de la noche, iluminada por las estrellas, para Don Benito Hernández, el lugar merece ser conocido por mucha gente, admirado por ser una belleza que se encuentra en nuestro Estado.

Las puertas de su casa se abren de par en par, al entrar la cocina, derecho se encuentra una recamara y al lado izquierdo una más, las rocas que representan el techo y las paredes simulan mármol, asimismo solo la fachada de la entrada es superficial, es decir construida por el mismo propietario.

Gustavo de la Rosa, por su parte manifestó para Periódico la Voz, que estarán trabajando en breve en un proyecto de turismo, por lo que estarán solicitando ante la INAH bajar un recurso donde se pueda invertir, y construir al menos tres cabañas que se puedan poner en renta, lo cual le genere derrama económica a don Benito, además derrama al ejido Sanmiguel por su cercanía, ya que para conseguir alimentos se tiene que bajar a San Miguel.

Cabe señalar que Don Benito tiene años viviendo en este lugar, terreno de su propiedad, donde habita con su esposa, él se dedica a la candelilla y la agricultura, sin embargo, con el paso de los años ya se dificulta cortar la candelilla, por lo que confía en una buena respuesta de las autoridades.

}