Lo dan de alta sin operarlo

PUBLICIDAD

Médicos le mencionaron que  le hace falta un estudio, el cual nunca le pidieron 

CASTAÑOS, COAH.- Después de tres días de permanecer internado en el hospital Amparo Pape, don Omar Méndez Martínez fue dado de alta porque los médicos le dijeron que le faltaban estudios, que cuando los tuviera listos se presentara para ser intervenido. Sentado en el porche de su casa ubicada en la calle 20 de Noviembre de la colonia Libertad, dice que a los médicos en ese hospital no se les entiende, pues uno de ellos le llamó la atención diciéndole que tenía que presentar una Tomografía Axial Computarizada, de lo contrario no podían operarlo. “A nosotros nunca nos dijeron eso, pero tuvimos que ir a la Cruz Roja donde con la ayuda de los vecinos pagamos 2 mil 900 pesos que fue lo que costó el estudio que llevaremos el lunes para ver si el martes me operan”, dijo Don Omar. Agregó que él está valorado para que lo operen, pero ahora enfrentará el problema de la falta de máquina y bolsas para guardar la sangre, pese a que tiene donadores que se prestan para ayudarlo, por el momento no se puede hasta que la máquina esté lista. Uno de los médicos que lo atendió le dijo que esperaba que en el transcurso de la presente semana quede lista la maquina que extrae la sangre para que sea intervenido. Al hablar de su estado de salud, dijo que lo más alarmante es que está bajando de peso muy rápido, pues en menos de dos meses bajó de 90 a 71 kilos, además no puede comer bien porque siente piquetes en el estómago y se agita con mucha facilidad, porque le falta el aire. Reconoció que gracias al apoyo de los vecinos es que ha logrado pagar los estudios que le piden los médicos, al igual que la ayuda que le da su familia al cuidar a su hijo César de 28 años, que padece Encefalitis y está postrado en una silla de ruedas.