Periodico la voz
Periodico la voz
Coahuila

Pondrán brazalete a marido torturador

Por Mónica Meza - 18 enero, 2017
Pondrán brazalete a marido torturador

FRONTERA COAH.- Jorge Alejandro Martínez Barboza,  quien torturó a su esposa, podría utilizar el brazalete electrónico, a fin de que no se acerque a Marlín Cano García, señaló Deyanira Nájera, directora del Centro de Justicia y Empoderamiento para la Mujer, ya había antecedentes de violencia, ya que 15 días antes de la tortura solicitó apoyo, pero lamentablemente regresó con él.

Jorge Alejandro Martínez Barboza, quien torturó a su esposa podría utilizar el brazalete electrónico a fin de que no se acerque a Marlín Cano García, señaló Deyanira Nájera directora del Centro de Justicia y Empoderamiento para la Mujer, ya había antecedentes de violencia ya que 15 días antes de la tortura solicitó apoyo, pero lamentablemente regresó con él.

El agresor fue puesto a disposición por Seguridad Pública de Monclova al CJEM, si está en condiciones legales para judicializar una carpeta de investigación contra Jorge Alejandro Martínez Barboza se hace, si no, se trata de recabar datos de prueba para hacerlo lo más pronto que se pueda.

Indicó que aunque el haya salido libre, de dictan medidas de protección de manera inmediata, hay unas que se tiene que autorizar por un juez para prohibir que se le acerque, o tener que sacar a la víctima de su domicilio pues la familia del agresor vive a un lado.

Otro de los factores es ver si cuenta con red de apoyo y si no buscar que sea atendida en un refugio para salvaguardar su integridad física.

“Ella está siendo atendida, tiene el apoyo de su familia, está dispuesta a continuar con el proceso legal contra el agresor”, señaló la directora.

Mencionó que la víctima traía lesiones en la cara, además de un golpe en uno de sus ojos, por lo que hay que ver si no quedarán secuelas.

Marlín Cano García ya había acudido al Centro de Justicia y Empoderamiento para la Mujer, fue acompañada por su familia, se registró y se pasó a una abogada para saber la situación que vivía, se le dio a conocer el plan de seguridad y los servicios que se le ofrecen, se le interrogó para saber si tenía redes de apoyo; se le daba seguimiento, pasó poco tiempo y a los 15 días regresó con él.

“Les brindamos la atención, para que no minimicen las situaciones porque la agresión aumenta, tienen que poner límites, muchas veces les cuesta trabajo porque hay dependencia económica, tienen miedo o vergüenza, o las convencen y les piden perdón, pero deben ser apoyadas para que puedan salir adelante”.

Comentó que se podría utilizar el brazalete electrónico, dependiendo de la situación de la detención, los datos de prueba y sobre todo la disposición de ella, de su familia o quienes se dieron cuenta, para que acudan a declarar.

“Hay ocasiones en las que no están dispuestas a declarar en el caso de Marlín sí está dispuesta y le vamos a brindar todo el apoyo”, comentó.

En lo que va del año se han presentado 30 denuncias por agresión en el CJEM, a diferencia del año pasado eran el doble o más, señaló que el 20% de los casos son de violencia alta.

En el Centro de Justicia y Empoderamiento para la Mujer se les brinda los servicios con los que se cuenta, desde una orientación, atención psicológica, médica, jurídica, bolsa de trabajo, educación, seguro popular, trabajo social, para que no se sientan solas.