Contactanos

Coahuila

Acosan vecinos a mamá de homicida

“Mi prójimo no me deja recuperar la paz”, señala la mujer que pide tregua.

Mónica Meza
Por Mónica Meza - 28 mayo, 2021
Acosan vecinos a mamá de homicida
Es una mujer pastora, dedicada ayudar a quien lo necesita.

“No puedo hacer nada contra mi prójimo, pero mi prójimo no me deja recuperar la paz, esto es acoso emocional, no me dejan tranquila, mi hijo ya está pagando por lo que hizo”, señaló María Menchaca madre de Raúl Carrizales el hombre acusado de haber cometido el homicidio en contra de José Emilio “El Pepito”. 

En entrevista telefónica para Periódico La Voz, María Menchaca dijo estar acabada emocionalmente después de todo lo que ha pasado, el homicidio, su hijo, el acoso por parte de sus vecinos y de algunos familiares de la víctima. 

Como se recordará, el lamentable suceso ocurrió al iniciar el mes de mayo en el Fraccionamiento Moderno, fue el padre del imputado quien dio aviso a las autoridades, luego de esto empezó el enojo de los vecinos que gritaban justicia y amenazaban con quemar la vivienda, demolerla e incluso matar al presunto responsable y hasta a su madre para impedir que regresaran a vivir al domicilio. 

Tras todos esos sucesos, la madre del señalado como responsable, puso en venta la propiedad y Luis Arturo García Hernández quien es el tío de la “Pepito” ha estado obstruyendo la venta, la vivienda se liberó porque así lo establece la ley, la autoridad hizo lo correspondiente al recabar las pruebas suficientes, por derecho de los propietarios, se autorizó la apertura de dicha vivienda.

También lee: ¿Tienes de 40 a 49 años? Ya puedes registrarte para recibir la vacuna anticovid

“A mi me dolió mucho lo que pasó, mucho, conocí a Pepito y nadie merece morir así, nadie, mi hijo ya está pagando por lo que hizo y también mi esposo fue quien lo entregó”, señaló María Menchaca quien es pastora y conocida en la ciudad por su labor altruista.

Indicó que ha sido demasiado, por eso pide a la gente parar y que la dejen estar tranquila, en paz, no pretende quedarse en ese sector, pero sí vender la casa e ir a otro lugar, pues mencionó que su labor aquí no ha terminado, hay mucha necesidad y quiere seguir ayudando a los que más lo necesitan.

“Me han echado el carro encima, me han amenazado constantemente, no puedo dejar que sigan intimidándome, no hice nada, estoy bien dañada, emocionalmente desecha, acabada, pero sé que Dios va a trabajar en la vida de mi hijo y en la mía también”, comentó.

Hay muchas personas que están con ella y le brindan constante apoyo emocional porque saben quién es María Menchaca.

Es una mujer que incluso ayudó a sus vecinos cuando más lo necesitaban, pues hace algunos meses Periódico La Voz cubrió una noticia lamentable, dos ancinaitos habían perdido todo cuando se les incendió su jacalito y María Menchaca estuvo con ellos, ayudándolos, pidiendo ayuda a los demás para poder ayudar a sus vecinos, los mismos que hoy la están juzgando.

 “Yo no puedo, ni quiero hacer nada contra mi prójimo, pero mi prójimo es quien me está juzgando, amenazando, torturando emocionalmente, en ningún momento les diría algo o trataría de defenderme, lo único que quiero es recuperar mi estabilidad, la paz, la tranquilidad, ya es demasiado acoso emocional, mi hijo ya está pagando y la autoridad está actuando”, señaló.

Artículo Relacionados