Contactanos

Coahuila

Amor en la actualidad

Staff / La Voz
Por Staff / La Voz - 14 febrero, 2017
Amor en la actualidad

Acompañemos a Linda Sandoval en la búsqueda del sentimiento más importante de la humanidad y aunque algunos duden de su existencia, los monclovenses lo consideran real,  atemporal, predestinado, eterno, ciego, pero sobre todo posible

A pesar de los pesimistas que consideran el amor como un estado idílico inalcanzable, una fantasía, o un mito, nadie puede negar que la creencia de este sentimiento y su búsqueda constante, ha sido la base de nuestra sociedad a través de los siglos.

Solo se necesita amor y sus manifestaciones muy diversas, desde el amor a la pareja, a los hijos, a los amigos a los padres, aunque también lo hay en sus versiones distorsionadas como el amor al dinero o a la eterna juventud.

Salimos a la plaza principal de Monclova frente a la iglesia Santiago Apóstol, cuna de grandes historias de amor, para conocer que opinan los monclovenses sobre esta fecha para muchos cursi, y esto fue lo que encontramos.

EL AMOR ES CIEGO

“Si el amor es ciego entonces yo soy puro amor porque soy invidente”, dice entre risas Érika Cecilia Pérez Rivera al hablar de “La Voz de su Corazón” y la importancia del amor en la actualidad.

Discapacitada visual, con cuatro hijos y un esposo también invidente, aseguró que no necesitó la vista para conocer el amor. “Lo importante son los sentimientos, lo que se siente por dentro, lo de afuera se acaba”.

Nacer con esta discapacidad, no le impide amar con los ojos del corazón, asegura que su amor es verdadero porque le nace desde adentro, sin necesidad de la vista se enamoró de su esposo y está segura de quererlo igual aún durante la vejez.

NO IMPORTA EL

TIEMPO PARA EL AMOR

“Para el amor no importa el tiempo”, aseguró por su parte la señora Rosalba que en tan solo seis meses de noviazgo conoció al que sería el amor de su vida, padre de su única hija, fiel compañero y gran esposo.

Recordó que a los seis meses de noviazgo le pidieron matrimonio y la primera gran prueba que enfrentó su relación fue un quiste que según los médicos no le permitiría tener familia.

“Me puse muy triste, pero mi esposo Joaquín González siempre estuvo ahí dándome ánimos, una tarde por mis síntomas, mi marido me dijo que yo estaba embarazada e incluso afirmó que sería una niña, para mi sorpresa y a pesar del diagnóstico médico, estaba embarazada y fue niña”, recuerda con emoción.

Con más de 20 años de feliz matrimonio, la señora Rosalba aseguró que aunque es importante tener un noviazgo largo para conocer bien a la pareja, esto no es indispensable en el tema del amor.

“Mi embarazo fue una noticia que no me esperaba realmente, algo muy bonito, nos abrazamos de felicidad, desde entonces nos llevamos muy bien, mi hogar lo compartimos mi hija y somos un matrimonio feliz, no me arrepiento de la persona que elegí como esposo y esperamos el 14 de febrero para celebrarlo”.

Agradeció a su marido por tantos años de felicidad, de compartir tantas alegrías y momentos difíciles siempre unidos.

NACIMOS PARA

ESTAR JUNTOS

Héctor Javier de los Ángeles es un humilde vendedor de Bon Ice que diariamente recorre las calles ganándose la vida. Lleva 32 años de casado con su esposa Alma Leticia y considera que hay personas que nacieron el uno para el otro.

Relata que conoció a su esposa cuando tenía 13 años, desde entonces andaban de “chiflados”, acudió a su quinceañera y de inmediato se hicieron novios. Salían los domingos al cine Diana, Monclova y Reforma, pero todos los días la veía ya que vivían a solo cuatro casas de distancia.

“Nos casamos en 1985 luego de 7 años de novios, nos decía la gente que ya parecíamos hermanos, de esa relación nacieron dos hijos, mi hija la mayor tiene 26 años y ya nos hizo abuelos de dos niños y un tercero que viene en camino”, expresa.

“Para mí desde niño no hubo más amor que el de mi esposa, me llama la atención que ahora los jovencitos andan con muchas y solo para dejarlas embarazadas, eso no se usaba antes y no creo que esté bien”.

EL AMOR NO SE AVERGUENZA,

EL AMOR ES PARA TODA LA VIDA

Porque amar y querer no es igual, Sergio Antonio Maldonado se casó un 14 de febrero de 1983 en Durango, recuerda muy bien el día que el cura de la iglesia los casó en su natal Durango. Un cura que llegó a convertirse en el Cardenal Primado de México.

“Me casé hace 32 años, conocí a mi esposa un día que salimos en grupo con mis amigos a la discoteca, resulta que todos agarran y me quedo solo y la otra muchacha igual, así que le digo vayamos a la felicidad, llegamos a la disco y bailamos un rato”, recuerda.

Siempre fue algo “payaso” y esa noche hizo reír mucho a su mujer y recuerda. “Me preguntó mi esposa que si me gustaba la natación, yo le entendí que si me gustaba la pasión y yo le dije, claro que si encantado, me fascina la pasión”, soltando una carcajada.

Luego de 9 meses de noviazgo decidieron casarse en Durango, donde el cura de la iglesia era un joven de nombre Norberto Rivera, quien actualmente es el Cardenal Primado de México.

Expresó que la familia de su esposa era muy conocida en Durango, y en 1990 decidió incursionar en la televisión local como el Payaso “Pelo Bello”, y temía que su esposa se pudiera avergonzar de su profesión, pero lejos de eso, le brindó siempre todo su apoyo.

“Estudié Teatro Infantil y mi esposa lejos de avergonzarse, me aceptó con mi nueva profesión y de ahí pude darle de comer a mi familia, ya nos aguantamos 32 años y de ahí hasta que la muerte nos separe, le mando a mi mujer un beso de labio partido y medio lado”, expresa.

PARA EL AMOR NO

HAY DISTANCIAS,

NI AMISTADES ETERNAS

Aunque cada quien tenía su respectiva pareja y vivían en ciudades diferentes, María Nieves y Adelaido Arriaga, descubrieron que el amor pudo más que la distancia. Hace 36 años se casaron y hoy viven un feliz matrimonio.

Se conocieron en un baile por amigos en común en San Pedro Coahuila, durante dos años fueron los mejores amigos, respetando siempre a sus respectivas parejas, hasta que se dieron cuenta que no podían vivir sin el otro y que se habían vuelto inseparables.

Dejamos a nuestras parejas para estar juntos, al poco tiempo ella se vino a Monclova y así mantuvimos una relación a distancia con viajes constantes de San Pedro a Monclova, hasta que me cansé y le dije: “Te vas conmigo o ya no me vuelves a ver y para mi suerte decidió irse conmigo y nos casamos de inmediato”, expresa.

Solo duraron un mes en San Pedro, la falta de trabajo los hizo emigrar a Monclova y desde entonces viven en esta ciudad, tienen dos hijos una de ellas vive en Saltillo.

“La base del éxito en un matrimonio es reconocer cuando estamos mal, saber pedir perdón y también saber perdonar, la comunicación es la base y es por eso que sigo muy enamorado de mi mujer a quien considero el amor de mi vida”, asegura Adelaido.

VALE LA PENA LUCHAR

POR EL AMOR

Para Elías Martínez Rangel el dicho de que “cuando la pobreza entra por la puerta el amor escapa por la ventana”, tiene significado, junto a su esposa Herminia de Martínez sufrió los estragos del gran reajuste de 1991 en AHMSA que puso en aprietos a su matrimonio.

Actualmente cuentan con 38 años de casados, pero el desempleo fueron momentos muy difíciles por los que pasaron como familia, aunque a pesar de las crisis pudieron salir adelante juntos, pero sobre todo dándole alto valor al compromiso que hicieron ante un altar.

“Yo soy de Monclova y la conocí en la Iglesia cuando vino desde su natal Tamazunchale, San Luis Potosí, empezamos como amigos hasta que en una visita que tuvo nos hicimos novios”.

Explica que después de un año se dieron cuenta que estaban enamorados y decidió proponerle matrimonio y esperar por varios días la ansiada respuesta que llegó de manera afirmativa.

“Hace 38 años la invité a cenar y le di un anillo de compromiso, después acompañado de mi hermano emprendí un viaje por horas hasta Tamazunchale, que ni siquiera sabía dónde estaba y ahí preguntando encontré su casa, el 12 de agosto de 1978 nos casamos”.

Reconoce que no ha sido fácil el matrimonio pero el secreto es mantener los valores para que no se pierda la relación. “Como en todo ha habido momento de peleas, de creer que estamos cansados el uno del otro, pero son facetas momentáneas, hay que saber enfrentar y resolver los problemas juntos y valorar el alto compromiso que las parejas hacen en el altar”,

“Siento que la sigo amando igual que desde el primer día, los imprevistos provocan nuestros malos ratos, pero yo le digo que tengo un compromiso con ella y mis hijos, y voy a estar con ella hasta el final”, finalizó.

  • Amor en la actualidad

  • Amor en la actualidad

  • Amor en la actualidad

  • Amor en la actualidad

  • Amor en la actualidad

  • Amor en la actualidad

  • Amor en la actualidad

  • Amor en la actualidad

  • Amor en la actualidad

  • Amor en la actualidad

  • Amor en la actualidad
  • Amor en la actualidad
  • Amor en la actualidad
  • Amor en la actualidad
  • Amor en la actualidad
  • Amor en la actualidad
  • Amor en la actualidad
  • Amor en la actualidad
  • Amor en la actualidad
  • Amor en la actualidad

Artículo Relacionados