Amueblan casita a familia de siete

PUBLICIDAD

La vida para la “familia de siete” que integran Martín, Brenda y sus hijos sigue cambiando, además de tener una casa, trabajo y una mejor condición de vida, la gente los sigue ayudando y ya casi amueblan su hogar.

Ahora les regalaron un comedor y lo mejor es que el padre de Martín también tiene un mejor trabajo gracias a Azucena Hernández quien le ofreció trabajar en su negocio de la línea de tráiler Gongar.

Otra de las buenas noticias es que Francisco y Nataly sus hijos de 6 y 4 años ya están en un plantel educativo en el municipio de Castaños, ahora ni el frío ni la distancia impedirá que los pequeños acudan y se preparen para un mejor futuro.

Dulce la hija mayor que tiene 8 años también está por ingresar a la que será su nueva escuela, pues ayer Azucena Hernández estaba por entablar dialogo con la directora de una primaria.

“Mucha gente se sigue comunicando y ya hasta vamos a terminar de amueblar la casita, ayer les llevaron un comedor muy bonito y es de la gente que quiere seguir apoyando”, comentó Azucena Hernández quien impulsó a la familia a seguir adelante.

Miles de bendiciones llegaron para la familia de Martín y Brenda que ya duermen más tranquilos pensando en que el día siguiente será mejor, motivados por sus hijos por quienes saldrán adelante.