Periodico la voz
Periodico la voz
Coahuila

Antidoping sorpresa a los policías

Por victor fuentes - 31 enero, 2017

De manera sorpresiva, personal de Seguridad Pública, así como de la Procuraduría General de Justicia fueron sometidos al examen antidoping, buscando descartar el consumo de alguna droga que pudiera afectar su desempeño.

A las nueve de la mañana de ayer, personal de ambas corporaciones fue notificado que médicos del Centro de Evaluación de Control y Confianza (C3) se encontraban en ambas dependencias para aplicar los exámenes.

Durante el cambio de turno, los elementos, así como el personal administrativo de la corporación fueron notificados del examen, es por ello que fueron concretados para cumplir con los protocolos que establece el examen.

El Coronel Victorino Reséndiz Cortez, comentó que recibieron la instrucción del titular del C3 de someter a la totalidad del personal a los exámenes antidoping, para verificar que no consuman ningún tipo de droga.

Señaló que el examen es completamente sorpresivo, sin embargo, no debe haber ningún problema, pues saben que trabajar como elemento policíaco representa ciertos protocolos que deben cumplir.

Indicó que son 171 personas, entre elementos preventivos, administrativos, así como elementos del Grupo de Armas y Tácticas Especiales Municipal (GATEM), quienes fueron sometidos a esta prueba.

“La verdad es que esperamos que todos los elementos salgan negativos en el examen, pues saben que al consumir alguna droga ponen en riesgo su estabilidad laboral, pero vamos a esperar los resultados”, afirmó el jefe policíaco.

Mientras que en la Procuraduría de Justicia se aplicó el examen a personal administrativo, secretarias, ministerios públicos, así como elementos de la Policía Investigadora, para descartar el consumo de alguna droga.

Los médicos se llevarán las muestras de los elementos, para dentro de unos días emitir los resultados donde determinarán el consumo de alguna droga.

Las personas que den positivo en el consumo de alguna droga quedarán fuera de la corporación, pues no pueden permitir que una persona dependiente de algún estupefaciente esté trabajando en la seguridad de la comunidad.