Contactanos

Coahuila

‘Cómo el alcohol destruyó mi familia’

“No aceptaba que tenía un problema con la bebida, decía que no lo consumía pero con el paso del tiempo incrementaba”

Mónica Meza
Por Mónica Meza - 05 junio, 2022 - 10:11 a.m.
‘Cómo el alcohol destruyó mi familia’
Sí hay cura para el alcoholismo.

Héctor Javier se perdió en el alcoholismo, mientras él disfrutaba con los “amigos” no era consciente de que su familia se destruía poco a poco, hasta que tocó fondo y buscó la salvación, hoy en día se siente orgulloso de lo que ha logrado viviendo sin alcohol “Solo por hoy”.

No aceptaba que tenía un problema con la bebida, decía que no lo consumía pero con el paso del tiempo incrementaba, le gustaba tener a “sus amigos” reunidos en la fiesta, en el ambiente, mientras que sin darse cuenta que su familia se destruía.

Penosamente dijo que golpeó a su esposa a la mujer que siempre lo apoyó, le gritaba a sus hijos, incluso quiso pegarle a sus propios padres, al final fueron ellos quienes le dieron la fuerza para salir de ese problema pese a todos sus errores 

Recuerda aquella vez que su madre le habló de Escudo de Salvación, una clínica de rehabilitación en el municipio de Frontera, ella lo invitó a que se liberara y llegó el día en que él accedió cuando su esposa muy cansada lo denunció ante el Centro de Justicia y Empoderamiento para la Mujer, él se golpeó una mano contra la pared y fue cuando tocó fondo. 

“Salí de Escudo de Salvación con otros pensamientos, era soberbio arrogante, le falta el respeto a mis padres hasta los quise golpear, empezaba con una cerveza y terminaba tirado en el piso vomitado, hasta una semana me perdía, mi esposa nunca me dejó”, comentó. 

Él iba crudo a su trabajo en AHMSA, ahí mismo le dieron un permiso de 6 meses para su rehabilitación y ahora espera que lo reinstalen, quiere sacar a su familia adelante y espera pronto lograrlo. 

Dijo que regresar a la sociedad no es difícil, ahora puede ir a una fiesta sin consumir alcohol, puede bailar, puede hacer todo sin alcohol, recuerda lo que sufrió, recuerda lo que le ha costado, tiene cinco hijos, dos de prepa, dos de escuela y uno de kínder, ahora buscan ser un ejemplo para ellos. 

Dijo que ahora se siente muy orgulloso de sí mismo, agradecido con su familia y acudiendo a la clínica tres veces a la semana para motivar a los que acaban de entrar, los alienta a alejarse de esos vicios.

  • ‘Cómo el alcohol destruyó mi familia’

  • ‘Cómo el alcohol destruyó mi familia’

    “Llorando me pedía ayuda mi hijo y a mí me entristecía”.

  • ‘Cómo el alcohol destruyó mi familia’
  • ‘Cómo el alcohol destruyó mi familia’

Artículo Relacionados