Periodico la voz
Periodico la voz
Coahuila

Crimen de Dianita cambió a escuela

Por Lidiet Mexicano - 24 febrero, 2017
Crimen de Dianita cambió a escuela

Los padres de familia cuidan más a sus hijos y los drogadictos se alejaron de la escuela

Sacrificando tiempo e incluso jornadas de trabajo, los padres de familia de niños que estudiaban junto a Dianita, en la escuela Manuel Altamirano de la colonia Guerrero, han reflejado aún más comunicación y dedicación a sus hijos, luego de este atroz asesinato, de la niña de 11 años acontecido durante el mes de abril del año 2016.

El caso que conmovió a la sociedad en general, hizo que los papás de los estudiantes de esa primaria, regresaran a las responsabilidades con sus hijos, pues anteriormente la gran parte de los niños sufrían de omisión de cuidados, por el trabajo y otras actividades de sus padres.

Esto orilló a que los casos de delincuencia y drogadicción que se veían en este sector constantemente –sobre todo en los adolescentes- hayan disminuido en estos últimos meses, ya que los maleantes al ver la presencia de los padres en la institución, dejan de rondarla con fines de utilizarla para cometer sus fechorías.

El profesor Guillermo, quien conoció a Dianita, manifestó que ella era una niña muy introvertida, de la que nunca se esperaba que se mezclara con personas que sufren adicciones.

Dijo que el problema de Diana no fue meramente en su conducta, sin embargo, dijo que el sector es uno de los que más problemas de adicción y delincuencia registra en la localidad, por lo que el problema se generó por el entorno que tenía la estudiante fuera del plantel.

Señaló que el lamentable caso, despertó al resto de los padres de familia, dado que muchos alumnos como Diana no tenían suficiente atención de los papás, en comparación con la situación que se vive ahora.

“La escuela tiene más de 50 años, más o menos en 1970 se fundó, no tengo el dato exacto, pero nunca habíamos tenido una situación de esta magnitud”, dijo el profesor Guillermo Hernández.

“Antes había una problemática muy marcada, pero ahora es menos, se han reducido problemas de drogadicción, los padres de familia han incluido mucho en esto, incluso pidieron en aquel entonces las pláticas para orientar a los compañeritos de clase, atendieron esa zozobra o inquietud que tenían por el caso”.

A la fecha, la escuela ha tenido grandes cambios, los maestros, directivos y demás personal han sido removidos, por cuestiones de la Secretaría de Educación Pública, hasta el momento ya los alumnos superaron la situación.