Disputan taxistas base a botellazos

PUBLICIDAD

Por amenazar de muerte y agredir a una persona con una botella en la cabeza, el taxista José Luis Carrizales de la base Ruleteros unidad 29 fue denunciado ante el Ministerio Público.

El taxista invadió los cajones ubicados en el exterior de una frutería en la calle Juárez, mismos que pertenecen a unidades de la Asociación J.R., luego llegó al lugar Enrique Charles Silva taxista de J.R. y se hicieron de palabras.

Enrique Charles, dice que no quiso caer en provocaciones por lo que levantó pasaje, una señora mayor y siguió en su trabajo, sin percatarse que el taxista de los ruleteros lo seguía y cuando se descuidó este le pegó con una botella en la cabeza, además de amenazarlo de muerte.

“No hay necesidad de que nos agredan, ellos tienen sus bases y no tienen por qué estar ahí”, señaló que hay testigos presenciales a los que podrá decirles que declaren para constatar lo que pasó y con esto lograr que la autoridad actué”, comentó el taxista afectado.

La inconformidad es que el afectado junto con Reynaldo Rodríguez Castillo, presidente de la asociación J.R., señalan que la autoridad de transporte que está a cargo de Enrique Luna no actúa ante este tipo de problemas, en los que si no se pone atención habrá consecuencias graves.

“El departamento de Transporte está mermado, ponen muchas evasivas para no actuar como autoridad, son muchas veces las que hemos estado en esta situación en donde por invasión de cajones se generan pleitos”, comentó Reynaldo Rodríguez Castillo.

Mencionó que no quieren denunciar a las bases o al concesionario directamente, pero tampoco es válido que esto que pasó se quede así.

Hicieron un exhorto a Enrique Luna para que actué antes de que el caos entre taxistas continúe y la situación se complique y que incluso puede haber sangre de por medio.

“No queremos armarnos, las armas emparejan a los hombres pero queremos confiar en la autoridad, los taxistas no respetan y no lo hacen porque no hay infracciones”, comentó.

Dijo que incluso hay unidades que ni siquiera traen logos, piensan que son de funcionarios públicos que la obtuvieron en alguna administración, la mayoría pertenecen a los taxis amarillos, hay unos que traen logos de la base en donde los corren y a la que ya no pertenecen.