En menos de dos años se registran 3 feminicidios

1 / 2
En menos de dos años se registran 3 feminicidios
2 / 2
En menos de dos años se registran 3 feminicidios
PUBLICIDAD

Es latente la violencia hacia la mujer

En menos de dos años, la Procuraduría General de Justicia tiene registro de tres casos de feminicidios, donde hombres despechados contra su expareja decidieron arrebatarle la vida de cruel manera.

El primero de los casos, ocurrió el dos de julio del 2014 cuando Yirna se encontraba dormida junto a su pequeña de tres años en su domicilio de la colonia Pedregal de San Ángel, al oriente de la ciudad.

Por la madrugada, arribó al lugar su expareja, Nicolás Galaviz de la Rosa, el cual entró sin hacer ruido al domicilio, roció con gasolina y le prendió fuego a la mamá de su hija, cegado por los celos pues había iniciado el proceso de divorcio.

El sujeto se llevó a la menor para entregársela a unos familiares, ya que se dio a la fuga para evitar ser detenido por las autoridades, que desde ese momento emprendieron un operativo de búsqueda para presentarlo ante la autoridad por el delito que cometió.

Después de más de un mes de búsqueda, las autoridades de la Procuraduría de Justicia en la Región encabezadas en aquel entonces por el delegado, Santos Vázquez Estrada localizaron a Galaviz de la Rosa escondido en unas tapias en la comunidad de hermanas.

El detenido fue presentado el dos de septiembre del mismo año ante el juez de control, Homero Salinas Rodríguez, quien después de escuchar los datos de prueba del Agente del Ministerio Público, decretó el auto de vinculación a proceso contra Galaviz de la Rosa, así como su traslado al penal de Saltillo, para continuar con las audiencias en cuatro meses.

En diciembre nuevamente, el acusado fue presentado ante la autoridad donde empezaron a desahogarse las pruebas del expediente 59/2014 que demostraban su presunta responsabilidad en el delito de feminicidio.

Desde entonces se realizaron diferentes audiencias donde se presentaron pruebas en su contra, entre ellos testimoniales de personas allegadas a la pareja que declararon que Yirna constantemente era víctima de agresiones en manos de su pareja a consecuencia de sus celos enfermizos.

En octubre del 2015, el acusado recibió una sentencia condenatoria de 50 años de prisión, pero su abogado decidió impugnar la sentencia, así que fue necesario repetir el proceso legal en su contra, refrendando su responsabilidad y la sentencia.

El proceso legal contra Galaviz de la Rosa es el primer juicio oral por el delito de feminicidio, marcando una pauta para los casos que se presentaron solamente unos meses después.

El tercer caso se presentó el lunes pasado, cerca de las 10 de la noche del lunes cuando las autoridades recibieron el reporte del vigilante de una línea de tráileres que reportó que una mujer estaba sin vida al interior de un tráiler.

En el lugar encontraron el cuerpo sin vida de Zulema Ypiña Medrano, quien presentaba dos disparos de arma de fuego, uno en el pecho y otro en la cabeza, ocasionándole que muriera al instante.

El responsable del asesinato fue su expareja, Sergio Galaviz Montes, quien posteriormente se dio un balazo, presuntamente con la intención de suicidarse, sin embargo, no lo logró.

El agresor se dio a la fuga e intentó suicidarse de un disparó en el pecho, sin embargo, permanece internado en la clínica 7 del Seguro Social donde es reportado de gravedad, pero estable, es por ello que permanece bajo vigilancia de las autoridades.

En el segundo caso,  Karina Sánchez Montañez fue rociada e incendiada viva por su pareja, perdiendo la vida 10 días después a consecuencia de las quemaduras en más del 90% de su cuerpo.

Karina, una joven madre de 21 años,  fue convencida por su expareja Juan Carlos Montejano de regresar a su hogar, para nuevamente intentar conformar una familia.

Los familiares, amigos, además de vecinos de la pareja narraron los constantes episodios de violencia que sufría la joven en manos de su pareja, es por ello que decidió dejarlo, sin embargo, dándole una nueva oportunidad decidió volver con él, sin saber lo que le esperaba.

Por la madrugada, Montejano aprovechando que estaba dormida la bañó en gasolina para echarle un cerrillo, lo que ocasionó que en cuestión de segundos la mujer comenzara a arder en llamas, sin que nadie hiciera nada para ayudarla, afortunadamente, sus intentos desesperados dieron resultados logrando apagar el fuego que la consumía, para después ser trasladada por un taxista a la clínica 7 del Seguro Social.

Debido a la gravedad de sus heridas, fue necesario trasladarla a un hospital especializado en quemaduras, donde luchó por casi 10 días para salvar su vida, sobre todo por su pequeño hijo de tres años de edad que la esperaba en casa.

La joven falleció en la Clínica 21 del Seguro Social en Nuevo León, donde elementos de la Procuraduría de Justicia del estado vecino tomaron conocimiento de la muerte para posteriormente enviar el parte médico a Coahuila, mismo que está anexado en la carpeta de investigación.

Entre los testigos que presentó la Procuraduría General de Justicia en contra del acusado, se encuentran familiares, amigos, así como personas allegadas a la pareja, quienes presenciaron los lamentables hechos, además declararon los constantes episodios de violencia que vivía.

Hasta el momento, la región Centro es la zona que más casos de feminicidio ha presentado, es por ello que se mantiene una alerta especial en los casos de violencia intrafamiliar.

Tres mujeres.

? A Yirna le roció gasolina y le prendió fuego su expareja, Nicolás Galaviz de la Rosa.

El acusado recibió una sentencia condenatoria de 50 años de prisión

? Karina Sánchez Montañez fue rociada e incendiada viva por su pareja, Juan Carlos Montejano

? A Zulema Ypiña Medrano la mató su expareja Sergio Galaviz Montes de dos disparos de arma de fuego, uno en el pecho y otro en la cabeza