“Enfrió” mal clima al comercio ambulante

PUBLICIDAD

Las malas condiciones del clima que se han registrado durante el mes de diciembre dejaron al descubierto una vez más la necesidad del Mercado Fray Juan Larios, ya que el frío deja pérdidas de un 30 por ciento a los comerciantes informales.

Y es que a pesar de que el mes de diciembre es considerado como una de las temporadas fuertes para este sector comercial, este año las ventas se vieron pulverizadas por la lluvia, la nieve y las bajas temperaturas.

Melva Farías Zambrano, Dirigente de la Unión de Comerciantes Ambulantes, señaló que en lo que respecta al mes de diciembre han laborado unos 14 días en los diferentes espacios que facilita el municipio, es decir, tan solo la mitad del mes, lo que dejó grandes pérdidas para los comerciantes.

Lejos de incrementar sus ventas como se esperaba durante esta temporada, se disminuyó en un 30 por ciento, lo que da un panorama difícil porque tendrán que iniciar la cuesta de enero con pérdidas.

Mencionó que con esto una vez más se demuestra la necesidad que existe de contar con el mercado que tanto se ha pedido, ya que esto permitiría trabajar sin importar las condiciones del clima.

“Sí ha afectado las inclemencias del tiempo, nosotros estamos acostumbrados, sabemos que trabajamos en áreas municipales y estamos acostumbrados a esto, pero este año nos afectó, la gente no sale si está lloviendo, nevando, con frío, prefiere retirarse, y a nosotros es algo que no nos favorece”, indicó.