‘Estrangula’ colegio vialidad del Pape

PUBLICIDAD

Por orden de la dirección los padres de familia no pueden utilizar las instalaciones del plantel, endosando un severo problema de tránsito en el área

Un enorme caos vial provocó el Colegio Guadalupe Victoria al cerrar el portón de acceso a sus instalaciones, “estrangulando” el bulevar Pape y convirtiendo la principal vía de Monclova en un enorme estacionamiento.

A través de una circular dada a conocer a los padres de familia, la directora del plantel María Teresa Bastida Ocampo, se informa que a partir del 28 de agosto no se podrá utilizar el estacionamiento interior del plantel para el ingreso y salida de los alumnos y será solo para la realización de eventos propios del colegio.

La medida provocó el “estrangulamiento” del bulevar Pape a las siete de la mañana y dos de la tarde, donde el tráfico de la vía más importante de la ciudad quedó reducido a un carril, mientras padres de familia se estacionaban en segunda y hasta tercera fila, además del camellón central.

El descontrol propició dos choques por alcance, el sonar de claxons, furia y reclamos de automovilistas que nada tienen qué ver con el colegio y no podían circular por el enorme estacionamiento en el que se convirtió el Pape.

Aún y cuando la dirección de la institución privada autorizó en tiempo pasado que los vehículos de los padres pudieran ingresar al estacionamiento del colegio para bajar y subir a los alumnos aminorando el problema, en esta ocasión cerraron sus accesos.

Y mientras ayer los estacionamientos delantero y trasero del colegio estaban vacíos, afuera el caos y el descontrol se adueñaron del bulevar, sin que la Policía Municipal pudiera con padres de familia obstinados a recoger a sus hijos a la puerta del colegio, aunque tuvieran que estacionarse hasta en triple fila.

“Sabedores que todos los cambios implican ajustes en nuestras rutinas, rogamos tengamos paciencia y tolerancia ya que el único objetivo es la seguridad de nuestro alumnado”, firmó la directora general Teresa Bastida Ocampo al dar a conocer esta impopular medida.

Los padres de familia se mostraron renuentes ante las estrategias que aplica la institución para salvaguardar la integridad de los estudiantes, debido a que ponen en riesgo a los automovilistas.

“No me afecta que no dejen ingresar los vehículos, porque lo estaciono a varias cuadras y vengo caminando por ella, pero pueden desfasar los horarios de entrada en kínder, primaria y secundaria para que no se congestione tanto aquí afuera”, opinó Verónica González, madre de familia.

“Está muy mal la cuestión de que cambiaron las reglas de la dirección, al parecer quieren que paguen cien pesos para que ingresen al estacionamiento, yo nada más vengo por mis nietas”, mencionó un afectado.

Al solicitar una entrevista con la Directora del plantel, se negó rotundamente a dar declaraciones a este medio de comunicación por lo que se desconoce si seguirá la misma medida en el colegio.

“Está muy mal la cuestión de que cambiaron las reglas de la dirección, al parecer quieren que paguen cien pesos por que ingresen al estacionamiento, yo nada más vengo por mis nietas” , mencionó un afectado.

[gallery type="slideshow" size="large" ids="304762,304760,304764"]