Contactanos

Coahuila

Grave bebé; denuncian negligencia

Médicos le perforan la arteria aorta y perdió mucha sangre

Gerardo Martínez
Por Gerardo Martínez - 13 diciembre, 2021 - 08:58 a.m.
Grave bebé; denuncian negligencia

Gerardo Martínez/La Voz.- Médicos del Hospital "Amparo Pape de Benavides" perforan arteria aorta de un menor de un año de edad, por lo que tuvo que ser trasladado de urgencia a la ciudad de Saltillo para su atención médica.

Familiares del pequeño Iván Chaves denunciaron la negligencia ocasionada por el personal médico del Hospital General, que puso en riesgo la vida del pequeño al ocasionar la pérdida de una gran cantidad de sangre.

Tras ser estabilizado se dio a conocer a la familia que era necesario trasladarlo al Hospital del Niño en Saltillo para su atención, pero se pedía a la familia que cubriera los gastos, a pesar que el pequeño no era traslado por el problema que ingresó en un inicio, sino por la complicación ocasionada por el personal médico.

Héctor Mata, abuelo del pequeño, señaló que el pasado jueves se internó a Iván debido a un problema que presentaba en los intestinos, supuestamente una infección que ocasionó que se le inflamarán.

El pequeño estaba en espera de que se sometiera a cirugía, pero se retrasó debido a que la familia no contaba con recursos para realizar los estudios que se les pidió para hacer una valoración.

Cabe destacar que la familia es de escasos recursos, vecinos de la colonia Monte Viejo y su madre Yara, se encuentra limitada para trabajar por la falta de una pierna, por lo que la gente los estaba apoyando para la compra de leche, pañales, sueros y demás.

El abuelo comentó que el pequeño estaba hospitalizado y se le iba a canalizar, pero durante el procedimiento se perforó la arteria ocasionando un fuerte sangrado al menor.

Sin dar a conocer los motivos, el personal del hospital señaló que era necesario trasladar al pequeño a Saltillo para su atención, pero se tenía que cubrir una cantidad de cerca de 5 mil pesos, algunas personas decían que por el servicio médico y otras personas decían que para cubrir la gasolina de la ambulancia.

Esta situación generó molestia en la familia, que no cuenta con el recurso, pero señalaron que el traslado es por la negligencia que cometieron y el daño que ocasionaron al menor y no por el problema con el que ingresó.

También se les comentó que los médicos que perforaron la arteria del menor, se retiraron antes de concluir con el procedimiento, incluso abandonaron su puesto de trabajo, porque se retiraron del hospital antes de concluir su turno, lo que agrava la negligencia cometida en contra del menor.

Artículo Relacionados