Contactanos

Coahuila

Guillermo González Camarena, “el niño de la caja de colores”

Inventor de la televisión a color, un hombre revolucionario que contribuyó con su ingenio a transformar al mundo.

Yolo Camotes
Por Yolo Camotes - 13 julio, 2021
Guillermo González Camarena, “el niño de la caja de colores”

Tal vez para muchos resulte muy normal encender su pantalla y disfrutar las imágenes a color y en alta definición, pero ¿sabía usted que el origen de este invento es producto del ingenio de un mexicano?

Nos referimos al Ingeniero Guillermo González Camarena, uno de los personajes más ilustres de México en el siglo 20.

La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, reconoce a Guillermo González Camarena como el inventor de la televisión a color, otorgándole medalla de oro por diseñar el primer sistema de televisión de color.

Guillermo González Camarena nació el 17 de febrero de 1917 en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, su familia la conformaban él y sus seis hermanos, encabezados por sus padres Arturo González y Sara Camarena.

Su infancia transcurrió muy diferente respecto a los demás niños de la época, mientras muchos preferían salir a jugar, Guillermo se quedaba en el sótano de su casa a fabricar juguetes movidos por electricidad.

En 1919, cuando Guillermo contaba con dos años de edad, su padre fue diagnosticado con cáncer, por lo que su familia decidió mudarse a la ciudad de México en búsqueda de mejor atención médica, por desgracia su padre falleció cuatro años después.

Vivía en una casona porfiriana en el número 74 de la calle de Havre, en la Colonia Juárez de la Ciudad de México, junto a su hermano Jorge González Camarena, quien al paso de los años se convertiría en uno de los más grandes muralistas de la historia de México.

El amor de Guillermo González Camarena por los inventos era tal, que utilizaba el que le daban de domingo para comprar todo lo que necesitaba para armar aparatos eléctricos y juguetes movidos por electricidad.

A los 12 años de edad, armaría su primer radio transmisor, la electricidad era lo que le apasionaba.

Tenía una mente abierta, inquisitiva y podía percibir varias soluciones a un mismo problema, pensaba “en tercera dimensión”.

Muchos niños lo consideraban “nerd” por lo cual era víctima de Bullying, pues cuando estaba en el sótano de su casa trabajando en sus inventos, los otros niños se burlaban de su trabajo arrojándole cáscaras de naranja y piedras por una ventana.

Guillermo sabía que ante la ignorancia hay que aplicar siempre la inteligencia, por lo que electrificó la ventana de su sótano y así cuando de nuevo estos acosadores vinieron a molestarlo se llevaron una electrizante sorpresa.

La inventiva de Guillermo se debe quizá en gran parte a la libertad que su madre le dio, una mujer extraordinaria de mente abierta.

Creció sin presiones de ninguna índole, su madre no le exigía altas calificaciones, ni que fuera un alumno destacado, solo le pedía que fuera un hombre de bien.

En 1927, la British Broadcasting Company BBC del Reino Unido, comenzaban las primeras emisiones públicas de televisión, algo que le llamó mucho la atención cuando trabajaba como operador de radio en la emisora de la Secretaría de Educación.

En 1930 ingresó a la Escuela de Ingenieros Mecánicos y Electricistas, lo que hoy es la Escuela Superior de Ingenieros, Mecánicos y Electricistas del Instituto Politécnico Nacional.

Se graduó de ingeniería eléctrica, aunque se afirma que su paso en esta escuela fue para él como un campo de juego, pues las asignaturas le eran muy sencillas.

Para 1934 y por cuenta propia, sin apoyo de nadie construyó, su primera cámara de televisión, aun cuando en México nadie tenía idea de lo que era eso de la televisión.

Cuenta la leyenda que un día se levantó muy temprano y se fue al mercado de la Lagunilla y Tepito a buscar piezas viejas de radios y aparatos que parecían inservibles.

De la supuesta basura, Guillermo construyó una novedad tecnológica muy avanzada para su época.

En el año de 1938, el mundo se perfilaba para la guerra y en este ambiente el joven Guillermo tuvo una de las primeras ideas que cambiarían a la humanidad: crear una televisión a color.

A través de varios experimentos, desarrolló el sistema secuencial de campos, STSC, el primer sistema de televisión a color del planeta.

Ese mismo año, decidió ponerlo a prueba y en un sencillo rincón de su casa, se hizo historia al transmitir las primeras imágenes a color.

Este sistema combinaba tres colores: el rojo, verde y azul, el color se lograba con filtros que giraban en un disco que a su vez giraban en sincronía en la cámara y el receptor que permitía obtener la gama cromática.

La primera persona del mundo que contempló la televisión a color, fue Jorge, su hermano, fiel compañero de aventuras.

Guillermo era un Ingeniero y Jorge un artista, ambos discípulos del color.

En 1940 Guillermo González obtuvo la patente en México y Estados Unidos de la primera televisión colores con el número 40235, es a partir de entonces que diversos países del mundo comenzaron a emplear, todos basados en la idea original del joven inventor mexicano.

Para mejorar el recién inventado sistema STSC, estableció un laboratorio llamado Gong Cam, denominado así por las iniciales de sus apellidos.

Buscó especialistas por todo México para que trabajasen con la mecánica de las cámaras, y él, era experto en óptica ya que además de inventor también era un astrónomo aficionado, siendo miembro activo de la Sociedad Astronómica de México.

Su laboratorio abrió la colonia Vértiz Narvarte en donde había pantallas gigantes, cámaras robóticas, que parecían tomadas de alguna película de ciencia ficción. Todo lo que la mente de Guillermo imaginaba, lo transformaba en materia.

En 1946 inauguró la primera estación de televisión experimental donde se empezaron a transmitir programas producidos a color.

En ese entonces, la mayoría de la gente no poseía receptores, así que, en una camioneta, Guillermo repartió 20 televisores en distintos comercios de la ciudad para que la gente los viera, pero receptor más preciado para él fue, el que colocó en la casa de su mamá.

En ese tiempo combinaba su vocación como inventor con su trabajo en la radio XEW, donde llegó a ser jefe operadores.

Fue ahí donde conoció a su futura esposa, María Antonieta Becerra Acosta, ella estaba afuera de la estación esperando ver a algún artista famoso para pedirle un autógrafo.

Al salir Guillermo González, le pidió su autógrafo, éste le respondió que no era famoso, sólo un simple operador, aun así, ella le dijo que le gustaría tenerlo, lo hizo y de en adelante comenzaron a frecuentarse hasta que finalmente después de cinco años de noviazgo contrajeron nupcias. Tuvo dos hijos: Guillermo y Arturo González Camarena Becerra Acosta.

En 1979, en la serie documental, Historia de la Televisión Mexicana, María Antonieta Becerra Acosta describiría: “Fue una boda muy mexicana con cuetes, chirimías y todo lo que le gustaba”, dicho capítulo del documental se transmitía en el Canal 5 en cada aniversario luctuoso del inventor mexicano.

Por el resto de su vida y pasara lo que pasara, los sábados y los domingos, los dedicaba a sus hijos ya su esposa.

Su estación experimental nació bajo el lema: “Una estación mexicana al servicio de México”.

La estación requería muchos recursos financieros, de los cuales Guillermo carecía, pero, aun así, siguió adelante con su pasión debido a su relación con la XEW, en particular con Emilio Azcárraga Vidaurreta a quien logró inyectar la curiosidad por la televisión.

Fue de las pocas personas que lo apoyaron y que tiempo después creó por sí mismo uno de los primeros canales comerciales el Canal 2.

Fue hasta el año de 1952, cuando su estación experimental de televisión se transformó en la XHGC, las dos últimas iniciales en honor a su apellido: González Camarena.

Su lanzamiento se dio un 10 de mayo en homenaje a la madre de Guillermo que siempre lo había apoyado en sus sueños y recientemente había fallecido.

Guillermo y su hermano Arturo crearon el primer logotipo de la estación tratando de interpretar la palabra televisión según lo harían los aztecas.

El círculo de arriba representa la luz, el objeto que está de fondo de dicho círculo, representa el templo de Ehécatl, dios del viento.

Técnicamente en la representación del aire y el cual transportaba las ondas hertzianas al universo.

Las líneas que salen del primer círculo hacia abajo, representan dos rayos de luz hacia los círculos de abajo que simbolizan los ojos del pueblo, la visión de todos.

Este logo se siguió usando hasta en 1973 cuando nació televisa y para posteriormente usar un dígito, el 5.

La competencia era muy desigual en la televisión comercial, existían los canales 2 y 4 respaldados por grandes capitales, mientras al canal 5 sólo era sostenido por Guillermo González, por lo que tuvo que buscar socios debido a que no le era rentable mantener un canal televisión.

En esa situación, Emilio Azcárraga Vidaorreta le propuso Guillermo González Camarena, una fusión a la que después integraría el Canal 4.

En aquel entonces, la XHGC se dedicaba exclusivamente a niños y además muchos programas, se hacían en vivo con actores en escena.

A partir de la fusión y el nacimiento de Televicentro, Guillermo González Camarena se enfocó a seguir desarrollando la tecnología de la televisión a color, pues deseaba que la televisión fuera accesible y al alcance de todos como medio de expandir el crecimiento personal y la cultura.

Así nació el sistema bicolor simplificado, SBS, que era 50% más barato que su más cercano competidor en el mercado.

En septiembre de 1954, la Universidad de Columbia en los Ángeles, California, le otorgó el título de Doctor en Ciencias, el cual no se ve había concedido en Estados Unidos desde 1890, lo que fue motivo de orgullo nacional.

En 1960, se realizaron las primeras pruebas públicas de grabación y transmisión a color en la ciudad de Guadalajara, para gran beneplácito de los televidentes tapatíos.

Se decía que, de manera encubierta, recorría las tiendas departamentales para observar la reacción del público ante sus nuevos televisores, le alegraba mucho ver que la gente se quedaba impresionada.

En 1962, le fue otorgada la patente de este nuevo sistema de televisión, la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos (NASA por sus siglas en inglés), adoptó el SBS en todas las transmisiones científicas de televisión, particularmente en el envío de señales en vuelos espaciales debido a que era un tercio del tamaño de los que ellos poseían, además de ser mucho más eficiente y sencillo en comparación con los demás competidores en el mercado, incluso muy superior al propio norteamericano denominado NTSC.

La NASA empleó su sistema hasta el término de la era analógica.

En su vida personal, se dice que fue muy amable y muy educada, en sus tiempos libres también hacía juguetes para deleite de sus hijos, así como de cuando en cuando hacia trucos de magia entre sus familiares y amigos, lo que le daría el calificativo de “eterno niño”.

Los fines de semana cuando los dedicaba a sus hijos de su familia, los llevaba a recorrer zonas arqueológicas, a navegar barcos a control remoto y a pescar ajolotes, para poderlos trasladar a otros lugares donde se pudieran reproducir.

Procuraba encender en sus hijos la chispa de la cultura y el conocimiento, pero de una manera divertida y responsable.

Además de ser gran inventor, también fue un padre que no le importaba de desvelarse por ayudar a sus hijos en algún trabajo escolar.

El 5 de abril de 1965, fue nombrado Consejero de la Dirección General de Educación Audiovisual, cristalizando otro de sus sueños, que la televisión sirviera para la enseñanza.

Así la televisión, se puso al servicio de la educación en coordinación con la Secretaría de Educación Pública, lográndose poner en marcha ambiciosos proyectos de docencia, entre ellos la destacada tele secundaria.

El 8 de abril de 1965, presentó al público el Sistema Bicolor Simplificado en la Feria Mundial de Nueva York, donde se transmitieron las imágenes de su sistema en el pabellón mexicano, impresionando al mundo entero por la calidad y nitidez de las imágenes.

Los aparatos televisivos, además eran mucho más económicos que el de todos sus competidores.

Su carrera iba en ascenso, no en dinero, pues él por ejemplo no cobraba ni un centavo Televicentro, condición dada a que el Canal 5 se enfocará en la niñez mexicana.

Se sentía orgulloso de poder llevar el conocimiento a todo el que antes no podía acceder a él.

Por desgracia, el 18 de abril de ese mismo año, mientras regresaba de inspeccionar una antena repetidora del Canal 5 y circulando por una carretera en el cerro de Las lajas, Veracruz sufrió un accidente automovilístico que le arrebató la vida a los 48 años de edad.

La noticia cimbró al mundo entero, en señal de duelo, las transmisiones de televisión fueron suspendidas durante todo el día.

Algunos dicen que su muerte no fue accidental, ya que su sistema dejaría obsoleto al norteamericano y al europeo, por lo que representaba una amenaza comercial. Aunque por supuesto esta teoría es sólo especulativa.

Pocos saben que Guillermo González Camarena creó seis sistemas de televisión a color entre ellos: el primero en alta definición, el cual instaló en varias escuelas de medicina en México y Estados Unidos lo que permitió presenciar operaciones quirúrgicas a los estudiantes como si ellos estuvieran allí.

A su muerte, la televisión mexicana y latinoamericana, entró en crisis pues no hubo quien siguiera desarrollando el sistema bicolor STSC muy superior al sistema europeo y NTSC el norteamericano.

Todos los secretos sobre el mismo, se los llevó Guillermo González Camarena a la tumba.

Con las olimpiadas a tan sólo tres años de distancia, México tuvo que abandonar el STSC y adoptar el sistema norteamericano el NTSC, así como el resto de Latinoamérica.

La superioridad tecnológica del STSC y de su desarrollo se estancó muchos lustros. México y el mundo entero se tuvieron que conformar con una calidad de imagen muy inferior durante casi 30 años, hasta la llegada de la alta definición.

En su honor, el 18 de abril de 1970 quedó instituido el día del Técnico en Televisión, posteriormente el 17 de febrero de 1994, se instauró el Día Mundial del Inventor, en conmemoración de su nacimiento.

Guillermo González Camarena fue un niño y hombre prodigio que incursionó en muchas ramas además de la televisión, aunque esta última fue la que le dio la fama mundial.

A lo largo de su vida buscó cómo hacer llegar la educación y la cultura a los rincones más escondidos de México y también en el mundo.

Su visión del futuro era un lugar donde a través de la educación y la cultura la gente pudiese elevarse y tener una vida mejor.

A través de su invento, nos mostró el mundo tal y como es maravilloso, vasto, impresionante, mágico, pero sobre todo… lleno de colores.

  • Guillermo González Camarena, “el niño de la caja de colores”

    A través de su invento, Guillermo nos mostró el mundo tal y como es maravilloso, vasto, impresionante, mágico, pero sobre todo… lleno de colores.

  • Guillermo González Camarena, “el niño de la caja de colores”

    Fue un niño y hombre prodigio que incursionó en muchas ramas además de la televisión, aunque esta última fue la que le dio la fama mundial.

  • Guillermo González Camarena, “el niño de la caja de colores”

    Para 1934 y por cuenta propia, sin apoyo de nadie construyó, su primera cámara de televisión, aun cuando en México nadie tenía idea de lo que era eso de la televisión.

  • Guillermo González Camarena, “el niño de la caja de colores”

  • Guillermo González Camarena, “el niño de la caja de colores”

    Nació el 17 de febrero de 1917 en la ciudad de Guadalajara, Jalisco.

  • Guillermo González Camarena, “el niño de la caja de colores”

  • Guillermo González Camarena, “el niño de la caja de colores”

    Guillermo González Camarena, uno de los personajes más ilustres de México en el siglo 20, por su invento de la televisión.

  • Guillermo González Camarena, “el niño de la caja de colores”

  • Guillermo González Camarena, “el niño de la caja de colores”

  • Guillermo González Camarena, “el niño de la caja de colores”

  • Guillermo González Camarena, “el niño de la caja de colores”
  • Guillermo González Camarena, “el niño de la caja de colores”
  • Guillermo González Camarena, “el niño de la caja de colores”
  • Guillermo González Camarena, “el niño de la caja de colores”
  • Guillermo González Camarena, “el niño de la caja de colores”
  • Guillermo González Camarena, “el niño de la caja de colores”
  • Guillermo González Camarena, “el niño de la caja de colores”
  • Guillermo González Camarena, “el niño de la caja de colores”
  • Guillermo González Camarena, “el niño de la caja de colores”
  • Guillermo González Camarena, “el niño de la caja de colores”

Artículo Relacionados