Contactanos

Coahuila

Padre acosador no tiene la vocación

Por Azucena Tenorio - 28 junio, 2022 - 11:02 p.m.
Padre acosador no tiene la vocaciónToda persona que quiera vivir plenamente debe de actuar con honestidad y rectitud, dijo el Padre Jorge Guzmán.

La liberación del presbítero Andrés “N” pudiera dar pie a que otro sacerdote quiera salirse con las suyas y como dice en la biblia, ser un lobo vestido con piel de oveja. Vicario de la Diócesis en la región centro dijo que un sacerdote se estaría condenando a sí mismo.

El pasado 27 de mayo cuando fue detenido por la Fiscalía General de Estado de Coahuila, acusado de acoso sexual con una menor de edad mediante la aplicación de Whatsapp. La Fiscalía determinó que fuera liberado el pasado lunes después de investigar los hechos y determinar una sanción económica como reparación del daño, misma que fue cubierta por el sacerdote.

Al respecto el Padre Jorge Salvador Guzmán indicó que un el sacerdote que esté pensando de esa manera es porque no tiene una vocación ni servicio hacia el ministerio.

“Es muy perverso pensar así y quien actúe con esa doble vida recibirá una condena por el tribunal humano, también enfrentará el tribunal de Dios de la que ninguna persona  nos escapamos. Es un hecho que no es fácil para una persona el decidir consagrar su vida a Dios”.

Señaló que la iglesia católica en el continente americano pide que la persona renuncie a tener una vida en pareja y de familia, pero también hay procesos por si un sacerdote decide formar una familia, donde el Vaticano da la autorización para dejar de ejercer el ministerio sacerdotal.

“El proceso puede variar alrededor de un año para que el sacerdote pueda vivir su vida de otra manera, al igual que lo vivió el padre Andrés, en alguna circunstancia podemos fallar, eso no nos excluye que asumamos la responsabilidad de nuestras acciones”.

Cabe destacar que el Vaticano es la que dará las indicaciones, sobre el proceso canónico del padre, quien seguirá como medida cautelar, limitado en sus funciones sacerdotales en la parroquia de San José, del municipio de Cuatro Ciénegas.

Así mismo, la Diócesis de Saltillo reiteró su compromiso de trabajar para prevenir todo abuso a menores de edad y adultos vulnerables en la Iglesia católica, así como de ofrecer el apoyo necesario a las posibles víctimas.

infografias
Artículos Relacionados