Peligran estudiantes por caída de árboles

PUBLICIDAD

Padres de familia de la escuela primaria Julia Cantú de Gil mejor conocida como la escuela Ford se quejaron por la inseguridad en la que viven sus hijos, luego de que a casi una semana de la nevada los árboles que se quebraron por el peso de la nieve no han sido retirados y están colgando de los troncos y paredes del plantel, pudiendo caer encima de los estudiantes.

Son más de cinco árboles de grandes dimensiones los que se quebraron, mismos que están distribuidos por los patios y estacionamiento de la escuela, todos generan un riesgo para los estudiantes y para los peatones que pasan cerca del plantel, sin embargo es una situación que Protección Civil no ha contemplado.

Y es que han pasado cinco días luego de que se vieron los estragos de la tormenta de nieve y no se ha visto el interés de parte de las autoridades.

Se buscó a la directora del plantel sin embargo esta no se encontraba en las instalaciones educativas al momento.

Se desconoce si los encargados hayan hecho ya el llamado al departamento correspondiente para que se retiren los árboles, por lo que los padres de familia convocaron a este medio de comunicación para hacer público el problema.

Son cientos los alumnos que acuden a la escuela primaria Julia Cantú de Gil ubicada sobre la avenida Industrial, mismos que corren el riesgo de ser lastimados por estos pedazos de troncos gruesos.