Contactanos

Coahuila

"Se paró el motor y cae donde puedas"

Narra Enrique Irazoqui la experiencia que vivió el lunes cuando una falla le obligó a un aterrizaje de emergencia en el que no hubo personas lesionadas.

INFONOR / LA VOZ
Por INFONOR / LA VOZ - 15 septiembre, 2021 - 00:08 a.m.
Se paró el motor y cae donde puedas

Monclova, Coah.- "El descenso duró cuatro minutos y un impacto de mediana fuerza", los cuatro minutos más difíciles que le tocó vivir a Enrique Luis Irazoqui Morales, empresario quien piloteaba el avión Cessna 182 accidentado el lunes.

"La experiencia, ¿qué le puedo decir?, es un paro de motor abrupto y ante lo que se tiene que realizar un procedimiento de emergencia, cuando uno entra en esa circunstancia, 100 por ciento ya es la seguridad de la vida de los pasajeros, se efectuaron todas las maniobras, el descenso duró cuatro minutos y al final un impacto de mediana fuerza, por fortuna, todos hemos salido caminando", expresó.

Cuando en esos minutos sabe la persona que puede morir, cambia el espacio y tiempo, comentó, y él no podía pensar sino concentrarse en la maniobra, mientras el resto de los pasajeros, Carlos Alberto Echeverría Ramírez, Francisco Flores Jiménez y María del Carmen Rolón Alfonso, consultores extranjeros, vivían la angustia de esos cuatro minutos.

Compartió que es la primera vez que pasa por una experiencia así, pues nunca le había pasado un incidente o accidente en su experiencia con 20 años de haber estudiado como piloto aviador.

Dijo que se apegó al procedimiento que debe ser en tales emergencias, "Cuando hay un procedimiento así, en palabras comunes es cae donde puedas", y afortunadamente no hubo en el camino una zanja o algo que hubiera hecho el impacto más fuerte.

Irazoqui Morales dijo que se dirigían al aeropuerto "Venustiano Carranza" cuando el motor falló, de manera que buscando un sitio mejor para aterrizar se alejó de la ciudad para caer en una zona despoblada de Castaños, en el rancho San Mónica del ejido Soledad.

Artículo Relacionados