Periodico la voz
Periodico la voz
Coahuila

Temen por la seguridad de la joven torturada

Por Staff / La Voz - 17 enero, 2017
1 / 3
Temen por la seguridad de la joven torturada
2 / 3
Temen por la seguridad de la joven torturada
3 / 3
Temen por la seguridad de la joven torturada

Familiares y vecinos de la colonia Los Bosques están levantando firmas para correr de la colonia al agresor

Marlín Cano García, la joven que fue torturada por su esposo, fue resguardada en el Centro de Empoderamiento de la Mujer, ella está tratando de recuperarse, pero su rostro está prácticamente desfigurado por los golpes. Su familia teme por su seguridad.

Al respecto, familiares y vecinos piden justicia a las autoridades. El domingo ella fue atada a una ventana y golpeada brutalmente por Jorge Alejandro Martínez Barboza.

“Fue mucha crueldad, intentó matarla, el oftalmólogo le acaba de ver porque tiene un derrame y le dijo que por un poco más le desprende la retina y con eso perdería su ojo, yo quiero que se haga justicia”, comentó doña Epinafia García González, madre de Marlín.

Añadió que teme por la seguridad de su hija, porque sabe que al cumplirse 48 horas su yerno saldrá de la cárcel y podría buscarla.

“Estamos con la angustia y la incertidumbre que lo van a soltar, es nuestro temor, que a dónde la mandamos, cómo nos vamos si esta es nuestra casa”, añadió.

La joven se encuentra actualmente resguardada por personal del Centro de Justicia y Empoderamiento de la Mujer, donde le darán protección y atención psicológica.

“Nosotros somos personas de paz, pacíficas nunca hemos tenido problemas, mi esposo no se mete con nadie, fue un intento de homicidio”.

Los hechos se dieron en la vivienda marcada con el número 1609 de la calle Fresnos en la colonia Los Bosques, al filo de las 14:00 horas del sábado, Carlos comenzó la discusión, asegurando que la joven de 21 años había desbloqueado en Facebook al padre de su hija Gretel, con la finalidad de reencontrarse.

Cegado por los celos, inventó esa historia y comenzó a golpear a puñetazos el rostro de Marlín, para después amarrarla con una sábana a la ventana, donde siguió arremetiendo con fuerza.

LA TORTURó TODO EL DíA

Horas duró la joven pidiendo a Carlos que la dejara salir, incluso sintió que desmayó en dos ocasiones, pero él seguía propinando puñetazos en la cara, costillas y piernas también.

Fue hasta las 18:00 horas, cuando el joven de 20 años salió de su casa para dirigirse a una fiesta y pidió a Marlín que no saliera, le hizo que le jurara que no diría nada de la golpiza que le dio, sin embargo, al no soportar el dolor de los golpes salió y pidió apoyo a su madre, quien vive justamente a un costado.

NO ERA LA PRIMERA VEZ

Carlos y Marlín tenían meses de vivir en unión libre y aunque ya en el pasado mes de noviembre la había golpeado de la misma forma y fue denunciado, ella regresó a su lado, pensando que cambiaría, pero no fue así.

“Regresaron y a las casi tres semanas de estar juntos pasó de nuevo, él andaba bien, ni tomado ni nada, fueron horas las que pasó golpeándola, ella me tocó y que la voy viendo toda desfigurada, está toda desfigurada y muy lastimada, el oftalmólogo dice que por un poquito le desprende la retina del ojo y lo hubiera perdido, trae un derrame”, dijo Epifanía.

Destacó que al momento de los hechos, la policía tardó en llegar, pues primero la llevó a la Cruz Roja para que fuera atendida, luego acudió al Ministerio Público y ahí dijeron que se regresaran y esperaran a que nuevamente la buscara y cuando estuviera fuera de su casa, llamaran para poder arrestarlo.

“El vino a buscarla después de irse de fiesta, llegó a las seis de la mañana y fue cuando hablamos a la policía y lo arrestaron”.

En el número 1607 de la calle Fresnos, vive Epinafia y su esposo Luis Servando Cano, además su hija de 16 años Jennyfer, ella teme que el joven les haga nuevamente un zafarrancho en casa y las agreda, cabe destacar que Gretel, la hija de Marlín de dos años de edad, ahora está al cuidado de sus abuelos en la misma vivienda.