Vinculan a proceso a Sergio Galaviz

????????????????????????????????????
PUBLICIDAD

Después de encontrarse datos de prueba suficientes en su contra, Sergio Galaviz Montes, acusado de asesinar a su esposa de tres balazos, fue vinculado a proceso, además enviado al Centro de Reinserción Social (Cereso) de Saltillo.

A las 2 de la tarde de ayer, Galaviz Montes acompañado de su abogada compareció ante el Juez, Hiradier Huerta Rodriguez en el Centro de Justicia Penal de Frontera para continuar el proceso legal en su contra por el delito de feminicidio al arrebatarle la vida a su ex esposa, Zulema Ypiña Medrano.

Del otro lado la Agente del Ministerio Público, Thelma Juárez Martínez, acompañada de la coordinadora de la Procuraduría de Justicia, Sofía Martínez Fermín estaban preparadas para formular la acusación contra el acusado.

De acuerdo a la información del expediente 17/2017, de la Procuraduría General de Justicia, los hechos sucedieron a las 8:30 de la noche del lunes 20 de Marzo, cuando se encontró el cuerpo sin vida de la víctima a bordo de un tráiler en el patio de la empresa TVN.

Ypiña se había visto con su ex esposo, Sergio Galaviz para recoger el dinero de la pensión alimenticia de sus hijos, sin embargo el acusado aprovechó el momento para comenzar una discusión que se prolongó por unos minutos.

El acusado le llamó por teléfono a uno de sus hijos que vive fuera de la ciudad, para pedirle que se despidiera de su mamá porque iba a matarla, es por ello que le pasó el teléfono a la víctima para que hablara con él.

La mujer le pidió ayuda a su hijo, quien se comunicó con uno de sus hermanos, para pedirle que fueran a buscarla, pues su vida corría peligro, así que se trasladó hasta las instalaciones de la empresa, donde encontró la unidad que conducía su papá.

Cuando el joven llegó encontró cerrada la unidad, después de estar tocando, escuchó unos gritos de auxilio, solo un momento después se escucharon tres disparos, es por ello que fue a pedir ayuda al velador de la empresa para que llamara a la policía.

Mientras pedían la intervención de las autoridades, el sujeto bajó de la unidad por la puerta del copiloto para darse a la fuga a los patios traseros de la empresa, donde se le perdió el rastro por completo.

El joven ingresó al camarote del tráiler, donde encontró a su mamá con tres impactos de arma de fuego, uno en el tórax, otro en la cabeza y uno más en el abdomen, sin que pudiera hacer nada, pues había perdido la vida.

Solo unos metros más adelante, fue encontrado el presunto acusado con un disparo de arma de fuego que no dejó daños en ninguno de sus órganos, es por ello que gracias a la intervención de médicos, quedó fuera de peligro.

La necropsia del Servicio Médico Forense, establece que murió por shock hipovolémico por disparo de arma de fuego.

En el expediente, establece que los peritos de la dependencia realizaron los estudios de balística necesarios, donde se acreditó que disparó un arma calibre 22 de seis cartuchos con cacha color hueso.

Además, se hicieron las revisiones en la zona donde fue encontrado el cuerpo de la víctima, donde lograron reunir una serie de pruebas que permitieron acreditar su responsabilidad en el delito de feminicidio.

Se realizaron las averiguaciones realizadas por elementos de la Policía Investigadora, donde recabaron los testimoniales necesarios, entre ellos de sus hijos, así como de personas que se encontraban en el lugar de los hechos.

Después de escuchar los datos de prueba, el Juez decretó el auto de vinculación a proceso al acusado, además prision preventiva así que fue trasladado al penal de Saltillo donde permanecerá detenido para continuar con el proceso legal en su contra.

La intención de la Procuraduría General de Justicia es procesar al detenido por el delito de feminicidio, pues actualmente existen las condiciones para procesarlo por este delito, es por ello que desahogarán las pruebas en este sentido.

De acuerdo al Código de Procedimientos Penales en su artículo 336, se establece una sentencia de 20 a 50 años de prisión por el delito de feminicidio, así que solicitarán a la autoridad la pena máxima porque existe antecedente de las agresiones que sufría la víctima.

Cabe mencionar que la víctima tenía un proceso abierto en el Centro de Justicia y Empoderamiento para la mujer desde el 2016, incluso existía una orden de restricción, que fue violentada.

Las anteriores agresiones que había sufrido la víctima serán una atenuante que presentarán a la autoridad, pues incumplió con una orden de restricción, además es una persona violenta