Periodico la voz
Periodico la voz
Coahuila

Dicen adiós a Beto con pelea de gallos

“Me voy papá pero no sé si vuelva”, así se despedía al irse a la mina.
Por Teresa Muñoz - 08 junio, 2021
Dicen adiós a Beto con pelea de gallos
A Humberto le apasionaban los gallos. Sus familiares le dieron el último adiós, fue una dolorosa despedida.

EJIDO LA MOTA (MUNICIPIO DE MÚZQUIZ, COAH.- "Lo despedimos con una pelea de gallos a mi hijo Humberto despidiéndolo hasta su última morada, tras morir atrapado en la inundación de la mina de arrastre Micarán", expresó con suma nostalgia su padre, David Rodríguez Hernández.

"Mi muchacho tenía 41 años de edad, todo el tiempo fue minero y su pasión eran los gallos, a él lo rescataron el domingo en la mañana, yo sí tenía mucha fe de verlo con vida porque era de los primeros que se encontraban en el crucero 5", expresa el ciudadano.

Mencionó en voz entre cortada el afligido padre que Humberto le decía siempre, me voy papá, pero quien sabe si vuelva.

Mi hijo era una persona muy buena, dejó cuatro de familia y percibía alrededor de 3 mil pesos desempeñándose como carbonero en el interior del desarrollo minero.

"Fue el pasado viernes cuando lo vi con vida por última vez, platicamos mucho inclusive siempre venía a la casa y cuando yo dormía me despertaba diciéndome jefe, me prestas para el pasaje y que tomaba el camión en la carretera para llegar aquí a su casita".

Don David de 75 años de edad expresa que hay mucho dolor en estos momentos en 7 familias que perdieron a sus seres queridos, agregando que también están conscientes que no sabe cuándo pueda ocurrir una tragedia, un desastre como este y ya no vuelvan a ver a sus familias.

"Si yo tuviera a mi hijo con vida en estos momentos le pediría que ya no volviera a las minas, que ya no fuera a trabajar, que le buscara por otro lado, muchas veces se lo dije, vete a las fábricas, pero él decía no apá, yo estoy impuesto a trabajar en las minas".

Aquí la gente se impone a las minas pues yo trabajé más de 42 años en ellas como fue en la 4 y Medio, La Luz, Carbón y Cock, la Evaristo y después en minas chiquitas, en pocitos.

Agregó, que tres de sus hijos laboran como rescatistas en la Mina Micarán, Pedro, Jesús y José Luis Rodríguez, además de un nieto de nombre Pedro Rodríguez Zamora.

Yo he hablado con ellos, llegó el más grande de mis hijos y me dice apá voy para la mina, lo único que me queda decirles es que se cuiden.

Destacó por último que la inundación sobrevino al reventarse un tajo que se encontraba a un lado de la mina Micarán, el agua se introdujo a un cañón viejo de la mina Carbón y Cock con más de 50 o 60 años fluyendo hasta llegar al desarrollo minero que se inundó el pasado viernes, llovió mucho los días jueves y viernes que es lo que produjo que tronara el tajo por debajo hasta llegar a la mina donde andaba mi muchacho, resaltó el padre de familia.