Combate frontal a robos y asaltos

PUBLICIDAD

Saltillo, Coah.- El gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, reiteró su compromiso de mantener Coahuila en un estado de paz y tranquilidad y por ello, dijo, “ese tema seguirá siendo prioridad en la agenda”.

En ese sentido, explicó que las reuniones para analizar los resultados, las incidencias y definir nuevas estrategias, se llevarán a cabo cada semana como hasta la fecha, con la participación de representantes de los diferentes órdenes de Gobierno que tienen relación con este tema.

Destacó, que si bien hoy los delitos de alto impacto ya no representan un problema, el trabajo para combatir la delincuencia organizada es permanente y así seguirá para mantener blindado al Estado.

Explicó que ahora el reto es disminuir los delitos del fuero común, “Vamos a trabajar en coordinación con los municipios para abatir los índices de asaltos y robos”, señaló.

Al respecto, dijo que la administración estatal apoyará a los alcaldes con la entrega de patrullas para que haya una mayor labor de prevención del delito.

Además, para garantizar la eficiencia de los cuerpos policiacos se pondrá atención permanente en las pruebas de control y confianza, para tener la seguridad de que quienes formen parte de las instituciones de seguridad son aptos para ello.