El silbante César Arturo Ramos recibió reclamos por la jugada del gol suizo, en el que hubo una falta previa sobre Miranda.

ROSTOV DEL DON, Rusia.- Después del triunfo de México sobre Alemania, otro candidato a ganar el Mundial de Rusia entró a escena. Brasil enfrentó a una combativa Suiza, pero no pudo mantener una ventaja y terminan con el 1-1, en partido dirigido por el árbitro mexicano César Ramos, quien no marcó una falta en la acción del gol de los europeos.
Hay veces en que el talento simplemente no basta. El domingo fue una de esas noches para Brasil.

Con orden, disciplina y un gol polémico, Suiza le arrancó un empate 1-1 a la selección brasileña durante la presentación de ambos conjuntos en el Mundial de Rusia 2018, un resultado que vuelve más pesada la losa que llevan sobre las espaldas los pentacampeones del orbe.

Philippe Coutinho adelantó a la Verdeamarela con un soberbio derechazo desde fuera del área a los 20 minutos. Sin embargo, Suiza jamás apretó el botón del pánico y obtuvo su recompensa a los 50, con el cabezazo de Fabian Schaer tras el cobro de un tiro de esquina.
En su primer partido oficial en tres meses, Neymar se mantuvo participativo y en constante comunicación con Marcelo por el costado izquierdo. Sin embargo, el astro del París Saint-Germain dejó escapar el potencial tanto de la ventaja al rematar al cuerpo del arquero Yann Sommer con un potente cabezazo a menos de 10 minutos del final.