Periodico la voz
Periodico la voz
General

Cumple sus sueños “El Latigo” Ríos

Por acognata@comcast.net - 24 febrero, 2017
1 / 6
Cumple sus sueños “El Latigo” Ríos
2 / 6
Cumple sus sueños “El Latigo” Ríos
3 / 6
Cumple sus sueños “El Latigo” Ríos
4 / 6
Cumple sus sueños “El Latigo” Ríos
5 / 6
Cumple sus sueños “El Latigo” Ríos
6 / 6
Cumple sus sueños “El Latigo” Ríos

El beisbolista oriundo de Monclova, entregó la casaca de los Tomateros de Culiacán, (equipo que lo vio nacer profesionalmente) a la fundación Berenice Fuentes

Con el sueño de ingresar a las Grandes Ligas, que se comienza a concretar en la primera entrada de su vida profesional, en la que busca alcanzar hasta la novena con fortaleza y porqué no, llegar a extrainnings, Francisco “Látigo” Ríos, ve en cada uno de sus lanzamientos la confianza e inspiración de sus padres y de su hija, en la carrera que inicio 16 años atrás.

“Látigo” Ríos, compartió parte de su experiencia profesional con alumnos de la FCA, donde ofreció ayer una conferencia motivacional, en la que mostró su lado sensible, su lado deportivo y sobre todo, su lado familiar, del cual dijo ante todos los alumnos presentes, es su mejor inspiración.

La presentación del beisbolista profesional, corrió a cargo del director de la Facultad Javier Toledo, estando además presente Josué García, coordinador deportivo de la UA de C, así como Berenice Fuentes, quien forma parte de la organización el programa que arrancó ayer con la conferencia del “Látigo” Ríos.

A sus cortos 21 años de edad, Francisco “Látigo” Ríos, es un monclovense que comienza a despegar en el beisbol de Estados Unidos y Canadá, ya que forma parte de la organización de los Blue Jays de Toronto, donde el año pasado logró efectividad de 292, con récord de 6 ganados y cuatro perdidos como inicialista.

Además, su consistencia, tenacidad y dedicación al deporte de su vida, como lo es el beisbol, le permitieron ser el único mexicano en participar en la décima octava edición del juego de futuras estrellas, lo que habla del gran potencial que han encontrado en él los grandes buscadores de talentos de la gran carpa, como lo es las grandes ligas del béisbol de Estados Unidos.

 

Hijo del obrero de AHMSA Francisco Ríos, el “Latigo” arrancó ese sueño de ser profesional a sus cinco años de edad, impulsado por su padre, quien le inculcó el amor por el “Rey de los Deportes” y que además se ha convertido en el mejor mánager, no solo en lo profesional, sino en la vida, ya que el propio “Látigo” señala que su padre es una de su mayores motivaciones y su mejor consejero, de hecho, sostuvo en reiteradas ocasiones que el lugar que hoy ocupa, es gracias al impulso de su padre.

Pero de igual forma, frente a las decenas de estudiantes que estuvieron en la sala audiovisual, sostuvo que tienen otros dos grandes motores en su vida, la mujer que tanto ama, como lo es su señora madre y su hija de tres años de edad, explicando que el llegar al sitio donde hoy se ubica, es cada ocasión que se despide de ellos, un trance doloroso, pues son al menos ocho meses que sabe no los verá físicamente, pero que a la vez, conoce estarán día a día impulsándolo a concretar sus metas.

Francisco “Látigo” Ríos, marcó claramente su visión futura, una visión que tiene como un gran sueño, jugar en los Yankees de Nueva York, de ir tomando fortaleza en cada una de las entradas que le permita la vida y llegar con esa fortaleza hasta la novena, pero además, sostuvo por qué tener en la vida extrainnings, los que le gustaría vivir en el equipo, que lejos del sueño de las Grandes Ligas, lejos del sueño de los Yankees, es el sueño que nació desde niño, jugar con el equipo de casa, el equipo de los Acereros.

Al concluir su conferencia, el beisbolista oriundo de Monclova, entregó la casaca del equipo que lo vio nacer profesionalmente, como lo son los Tomateros de Culiacan a Berenice Fuentes, esto como un apoyo para que la rifen o subasten, a efecto de obtener fondos para la fundación que Berenice Fuentes, junto a su familia tienen para el apoyo a personas con Cáncer.

Pero además, recibió de manos de Josué García el reconocimiento de la FCA y la playera oficial de la facultad que gustoso se puso frente a los estudiantes.

PARTE DE SUS LOGROS

Primer lugar en el campeonato mundial en Japón en el 2007

Primer Lugar en la Olimpiada Nacional en el 2009

Segundo Lugar en la Olimpiada Nacional en el 2009

Segundo Lugar en los juegos panamericanos en Lagos de Moreno Jalisco 2011.

Debuto a nivel profesional a los 18 años con tomateros de Culiacan en la liga mexicana del pacifico

Tiene 5 años juagando en Estados Unidos y Canadá.

Además en la localidad, jugo en la desparecida liga 8-80 así como en la liga ribereña donde comenzó a mostrar su talento y de donde fue impulsado a diversos torneos tanto locales, estatales, regionales y nacionales.

EL BEIBSOL NO DEBE DE SER DIScRIMINATORIO

Durante la entrevista previa a la conferencia sostenida con estudiantes de la FCA, Francisco “Látigo” Ríos, habló sobre la situación del beisbol mexicano y sostuvo que el “Rey de los Deportes” no debe de ser discriminatorio, que el derecho de un jugador nacido en México, es el mismo derecho que tienen aquellos que nacieron fuera de nuestras fronteras, pero que llevan también sangre mexicana en sus venas.

Detalló, que es triste ver las acciones que se presentaron en la liga de verano, que estuvo incluso a punto de no llevarse a cabo, por las posiciones adoptadas por directivos de varios equipos en torno a la permanencia o no de jugadores méxicoamericanos.

“Que no nos suceda lo que pasa en otros países, no dejemos que el beisbol sea discriminatorio”, expuso Francisco “Látigo” Ríos.

NO HAY COMPLICACIÓN POR TRÁMITES PARA DEPOrTIstAS EN USA

Por otra parte, indicó que pese a las situaciones que actualmente se viven en Estados Unidos, donde se ha iniciado una campaña de deportaciones de migrantes, el beisbolista de 21 años de edad, señaló que al menos en el ámbito deportivo, no se tiene complicación alguna al respecto, incluso, detalló, que apenas el mes anterior, toco la renovación de su Visa y lo llevó a cabo sin complicación alguna.