El despistado oficial causó daños en el puesto de tacos ubicado afuera de la Comandancia.

Un oficial de la Policía Municipal causó daños en un puesto de comida ubicado en el exterior de la Comandancia luego de estrellar la patrulla al echarse de reversa.
Fue el elemento Genaro Infante, asignado a la unidad preventiva 140, quien al causar el choque se retiró del lugar pensando que le había pegado al bote de basura del puesto establecido en la calle Hidalgo.

También puedes leer: Quitan hijos a papá invidente

El puesto quedó con los soportes dañados.

En el accidente, las empleadas del puesto resultaron con golpes luego del brusco movimiento donde salieron volando refrescos junto con las salsas.
“Pensé que había sido un choque pero entre otros vehículos, me asomé y no vi nada pero uno trabajadores que se encontraban en el exterior de un hotel nos dijeron que una patrulla había sido la que le pegó al puesto” relató una de las empleadas del lugar.

Ante esto y ver los daños con los que terminó el puesto, principalmente en soportes, los cuales se doblaron, las encargadas del puesto dieron parte a otros elementos, regresando el oficial responsable.
Elementos de Control de Accidentes arribaron al lugar y tomaron conocimiento del percance, llegando el Policía a un acuerdo sobre la reparación de los daños con la dueña del puesto que afectó con su descuido al manejar.