Fotografía: :Internet

CIUDAD DE MÉXICO

El Centro Nacional de Investigación y Atención a Quemados (CENIAQ) solo dará atención a seis guatemaltecos que sufrieron quemaduras graves por la explosión del Volcán de Fuego.

Al dar el parte médico de los cuatro ciudadanos que llegaron al país, durante el pasado fin de semana, el director quirúrgico del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), Juan Antonio Madinaveitia, informó que el escuadrón de médicos que viajó al país centroamericano, sólo ubicó 6 heridos con quemaduras graves que debían ser trasladados urgentemente.

No creo que se vayan a trasladar más heridos, porque en el aspecto de quemados, ya los pacientes que no se trasladaron tienen lesiones menores”, declaró.

De acuerdo con el subdirector del CENIAQ, Mario Vélez, los heridos que llegaron durante el fin de semana tienen entre 30 y 60 por ciento de quemaduras en sus cuerpos.

Aunque su estado de salud es grave, se encuentran estabilizados por los especialistas mexicanos.

El médico refirió que por la experiencia del CENIAQ, los heridos con este porcentaje de quemaduras tienen entre 80 y 90 por ciento de recuperación.

Las quemaduras en nuestro centro de entre 30 y 60 por ciento tienen buenas posibilidades de salir adelante. La mayoría de los pacientes con estas quemaduras los logramos sacar adelante”, enfatizó.

Los especialistas del Instituto Nacional de Rehabilitación indicaron que los heridos son atendidos para evitar infecciones en pulmones, corazón, riñones y cerebro.

Durante esta tarde llegaron los últimos dos pacientes, se trata de dos varones, uno de ellos de aproximadamente 36 años, con 30 por ciento de quemaduras; el segundo de aproximadamente 43 años, con 25 por ciento de quemaduras.

El embajador de Guatemala en México, Nelson Olivero, agradeció al gobierno mexicano la atención médica a los heridos.

Indicó que México y Estados Unidos, han sido los países que han realizado traslados a quemados guatemaltecos.

En el país centroamericano, solamente hay dos hospitales que están dando atención a los heridos por quemaduras.