Contactanos

Mosaico

Princesa Mako abandona la familia imperial japonesa tras casarse con plebeyo

Princesa Mako abandona la familia imperial japonesa tras casarse con plebeyo este martes en una pequeña y discreta ceremonia, sin celebraciones tradicionales

Agencia
Por Agencia - 26 octubre, 2021 - 10:56 a.m.
Princesa Mako abandona la familia imperial japonesa tras casarse con plebeyo

Princesa Mako abandona la familia imperial japonesa tras casarse con plebeyo este martes en una pequeña y discreta ceremonia, sin celebraciones tradicionales ha perdido su condición real al convertirse en la primera en adoptar el apellido de su esposo.

Con este casamiento, la sobrina mayor del emperador Naruhito se ha convertido en una simple mortal al haber dado por fin el "sí quiero" a su prometido Kei Komuro y quien fuera su compañero de universidad.

"Casarnos es la única opción que hemos elegido escuchando a nuestro corazón" afirmó Mako frente a los medios después de contraer matrimonio en el Hotel Grand Arc Hotel Hanzomon de Tokio.

Por su parte, el ahora esposo, Kei Komuro expresó: "quiero pasar mi vida con Mako y queremos crear un hogar cálido, apoyarnos en los momentos felices y duros". Se sabe que ambos viajarán a Nueva York para comenzar su nueva vida de casados en la gran manzana.

Un amor lleno de polémica.

Un amor lleno de polémica, así ha sido esta relación entre la Princesa Mako y Kei, luego de que en septiembre de 2017 anunciaron su compromiso en donde tenían planeado casarse al año siguiente.

Sin embargo, todo cambiaría y tras dos meses de anunciar su compromiso, la polémica se hizo presente tras surgir una disputa financiera debido a que la Princesa Mako pertenecía a la alta sociedad, por lo que se tuvo que suspender la boda.

Además de que las normas japonesas dictan que las mujeres deberán renunciar a su condición real cuando se casan con un plebeyo, así como de abandonar sus apellidos al casarse debido a una ley que requiere que los matrimonios utilicen sólo uno.

Algo con lo que se marca el patriarcado que existe en el país asiático, ya que sólo los varones son los únicos que tienen derechos sucesorios al Trono de Crisantemo, por lo que pueden casarse con plebeyas sin perder su estatus.

Y ante los dimes y según funcionarios del palacio real japonés, Mako tuvo que renunciar a su dote de 140 millones de yenes (1.23 millones de dólares) a la que tenía derecho por abandonar la familia imperial

Con esto Mako es la primera integrante de la familia imperial desde la II Guerra Mundial que no recibe el dinero al casarse con un plebeyo.

Artículo Relacionados