Contactanos

Mundo

Buque petrolero es atacado en Golfo Pérsico

El MT Mercer Street cubría la ruta entre la ciudad tanzana de Dar es Salaam y la emiratí Fuyaira sin transportar carga. Por el momento se descarta un acto de piratería y se investigan otras hipótesis, entre ellas un ataque con drones iraníes

Agencia
Por Agencia - 30 julio, 2021
Buque petrolero es atacado en Golfo Pérsico

Dos personas murieron el viernes producto de un ataque a un petrolero vinculado a un multimillonario israelí cuando se encontraba frente a Omán en el Mar Arábigo, dijeron las autoridades el viernes, en el primero de este tipo de ataques en resultar con un saldo de muertos.

Hasta el momento, nadie se atribuyó el ataque ocurrido en la noche del jueves contra el petrolero Mercer Street con bandera liberiana. Sin embargo, un funcionario estadounidense dijo a AP que hay indicios de que el ataque fue perpetrado por un drone, lo que plantea la posibilidad de que un gobierno o un grupo de milicias estuviera detrás.

Por su parte, un funcionario de seguridad israelí dijo que su Gobierno cree que Irán estaba detrás del ataque al barco, citando ataques similares en el pasado aunque sin proporcionar pruebas al respecto, por el momento. La Marina de Estados Unidos llegar al lugar de los hechos y fue la encargada de escoltar al petrolero a un puerto seguro, dijo el viernes una compañía de gestión de barcos con sede en Londres.

El episodio es el ataque violento más importante en vinculación con el transporte marítimo desde 2019.

Estados Unidos, Israel y otros países han culpado a Irán de este tipo de ataques en el contexto del desmoronamiento del acuerdo nuclear entre Teherán y las potencias mundiales, mientras que Irán podría adoptar un enfoque aún más duro con Occidente con el nombramiento como presidente a un protegido de línea dura del líder supremo, el ayatolá Ali Khamenei.

El ataque del jueves por la noche contra el petrolero ocurrió al noreste de la isla omaní de Masirah, a más de 300 kilómetros al sureste de la capital de Omán, Mascate. Zodiac Maritime, con sede en Londres y parte del grupo Zodiac del multimillonario israelí Eyal Ofer, informó a través de un comunicado que el ataque terminó con la vida de dos miembros de la tripulación, uno procedente del Reino Unido y otro de Rumania. Sin embargo, no fueron identificados ni se ofreció ninguna explicación ni detalle sobre el asalto. .

El gobierno del Reino Unido confirmó más tarde que un ciudadano británico “murió tras un incidente en un petrolero frente a las costas de Omán”.

El comunicado de Zodiac Maritime afirma que “en el momento del incidente, el barco se encontraba en el norte del Océano Índico, viajando desde Dar es Salaam a Fujairah sin carga a bordo”, nombrando los puertos de Tanzania y los Emiratos Árabes Unidos.

Los datos de seguimiento satelital de MarineTraffic.com mostraron que el barco había estado cerca de donde funcionarios británicos dijeron que ocurrió el ataque. Sin embargo, la última señal que envió el barco llegó el viernes por la mañana temprano.

Zodiac Maritime describió a los propietarios de Mercer Street como japoneses, sin nombrarlos. La autoridad naviera Lloyd’s List identificó al propietario final del barco como Taihei Kaiun Co., que pertenece al Grupo Nippon Yusen con sede en Tokio.

El viernes por la noche, Zodiac Maritime dijo que el petrolero navegaba bajo el control de su tripulación “hacia un lugar seguro con una escolta naval estadounidense”. Por su parte, la Quinta Flota de la Marina de los Estados Unidos, que patrulla el Medio Oriente, no respondió a una solicitud de comentarios.

Operaciones de Comercio Marítimo del Reino Unido del ejército británico dijeron que se estaba llevando a cabo una investigación sobre el ataque y que las fuerzas de la coalición estaban participando.

Un funcionario estadounidense, que habló bajo condición de anonimato, dijo a The Associated Press que el ataque parecía haber sido llevado a cabo por un drone “unidireccional” con la participación de otros drones. El funcionario dijo que no se supo de inmediato quién lanzó el ataque y se negó a dar más detalles.

Un funcionario israelí, que habló de manera similar bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a informar a los medios, culpó a Irán por el ataque y confirmó otros detalles públicos del incidente. Israel considera que Irán es su mayor amenaza, citando la retórica hostil de Teherán, el apoyo a los grupos militantes antiisraelíes y la creciente influencia en la región.

Ambos comentarios llegaron después de que un informe de la firma privada de inteligencia marítima Dryad Global se refiriera a un avistamiento de un drone que involucraba al buque antes del ataque. Irán y los rebeldes hutíes respaldados por Teherán de Yemen han empleado en el pasado los llamados “drones suicidas”, aviones no tripulados cargados con explosivos que detonan al impactar contra un objetivo.

En un acontecimiento separado, la coalición militar liderada por Arabia Saudita que lucha contra los rebeldes hutíes en Yemen afirmó más tarde el viernes que había frustrado un intento de ataque con un “drone enemigo” contra un buque mercante saudita, informó la televisión estatal saudita, sin ofrecer más detalles. La coalición culpó a los hutíes respaldados por Irán de amenazar la seguridad marítima en el sur del Mar Rojo, cerca del crucial estrecho de Bab al-Mandeb. El estrecho es clave para los envíos de petróleo desde el Golfo Pérsico a Europa, así como para mercancías de Asia a Europa.

La firma británica de seguridad marítima Ambrey dijo que el ataque en Mercer Street había matado a uno de los miembros de su equipo, junto con un miembro de la tripulación del petrolero. La firma de inteligencia dijo que estaba trabajando con las autoridades y ofreciendo apoyo a la familia de la víctima “en este momento increíblemente triste”.

Los funcionarios de Omán, por su parte, no respondieron a las solicitudes de comentarios. El sultanato se ubica en el borde oriental de la Península Arábiga y se extiende a lo largo de rutas de transporte vitales para la carga y la energía que se mueven a través del Estrecho de Ormuz, la estrecha boca del Golfo Pérsico.

Hasta el momento, Israel no reconoció públicamente el ataque. Hay antecedentes en los últimos meses de otros barcos vinculados a Israel, en medio de una guerra en la sombra entre las dos naciones, y los funcionarios israelíes culpan a la República Islámica de los ataques.

El ataque del jueves se produjo en medio de intensas tensiones por el complicado acuerdo nuclear de Irán y cuando las negociaciones para restaurar el acuerdo se han estancado en Viena. La serie de ataques a barcos presuntamente llevados a cabo por Irán comenzó un año después de que el entonces presidente Donald Trump retirara unilateralmente a Estados Unidos del acuerdo en 2018.

Los medios iraníes citaron informes de la prensa extranjera sobre el ataque del jueves, pero no ofrecieron más detalles. El ataque se produjo la noche después de que el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, hablando desde Kuwait, advirtiera a Irán que las conversaciones en Viena sobre el acuerdo nuclear “no pueden continuar indefinidamente”.

Esta es la segunda vez este mes que un barco vinculado a Ofer es aparentemente atacado. A principios de julio, el portacontenedores de bandera liberiana CSAV Tyndall, ligado a Zodiac Maritime, sufrió una explosión inexplicable a bordo mientras se encontraba en el norte del Océano Índico, según la Administración Marítima de Estados Unidos.

Artículo Relacionados