Contactanos

Mundo

Crisis: Otra inmobiliaria China cae en deuda

Kaisa pidió ayuda para pagar a inversores, trabajadores y proveedores, reveló una fuente a la agencia Reuters

Vanguardia Agencia
Por Vanguardia Agencia - 09 noviembre, 2021 - 03:42 p.m.
Crisis: Otra inmobiliaria China cae en deuda

VANGUARDIA.- El sector inmobiliario chino sufrió una nueva conmoción el martes, luego de que Kaisa Group hizo una petición desesperada de ayuda y de que la Reserva Federal de Estados Unidos envió su primera advertencia directa de que la crisis podría causar un daño global.

Los bonos de las constructoras cayeron de nuevo después de que fuentes en China dijeron que Kaisa, que fue la primera de sus promotoras en caer en impago en 2015, había dicho en una reunión con un grupo de expertos del Gobierno y algunos de los bancos y empresas inmobiliarias del país que necesitaba ayuda para pagar a acreedores, trabajadores y proveedores.

Los bonos de otras grandes empresas también se desplomaron, y los de R&F Properties y China Vanke -considerada como una de las empresas más sólidas del sector- registraron sus mayores caídas.

El estallido ocurrió apenas horas después de que la Reserva Federal de Estados Unidos advirtió que los problemas de Kaisa podrían suponer un riesgo mundial.

“Dado el tamaño de la economía y el sistema financiero de China (...) las tensiones financieras en China podrían tensar los mercados financieros mundiales, a través de un deterioro del apetito por el riesgo, y plantear riesgos al crecimiento mundial”, dijo la Fed en su informe de estabilidad financiera.

La escasez de liquidez fue destacada por Fitch, que rebajó el martes la calificación de Kaisa hasta acercarse al impago, citando el deterioro de sus finanzas, las dificultades para vender activos y la deuda no declarada de su unidad de gestión de patrimonios.

“Pedimos sinceramente a los inversores que den a Kaisa más tiempo y paciencia”, dijo en un comunicado en su cuenta oficial de la aplicación de mensajería WeChat el lunes.

Kaisa es la 25ª promotora de China por ventas, pero sólo Evergrande, el símbolo de la crisis inmobiliaria en el país, tiene que pagar más deuda por bonos el próximo año.

Por la mañana, Kaisa asistió a una reunión con un grupo de expertos del poderoso Consejo de Estado de China con promotoras inmobiliarias y bancos en la ciudad de Shenzhen, dijo una fuente bien posicionada a la agencia Reuters. Aunque el centro de estudios hace propuestas políticas sobre el desarrollo nacional de China y su economía, no es un órgano de toma de decisiones.

En la reunión con el Centro de Investigación del Desarrollo del Consejo de Estado, Kaisa, que tiene su sede en Shenzhen, instó a las empresas estatales a ayudar a las empresas privadas a mejorar su liquidez mediante la adquisición de proyectos y compras estratégicas, dijo la fuente.

Entre los otros participantes en la reunión se encontraban China Vanke, Ping An Bank, China Citic Bank, China Construction Bank y CR Trust, según la fuente.

La promotora dijo que algunas instituciones financieras habían transferido fondos de su cuenta de forma inapropiada y llamó a que todas las demandas que buscan la congelación de sus activos se tramiten de forma centralizada en un tribunal de Shenzhen.

Vanke, Kaisa y Citic Bank no quisieron hacer comentarios. Excellence y los demás bancos que participaron en la reunión no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios.

La Oficina de Información del Consejo de Estado tampoco respondió a una solicitud de comentarios. La fuente declinó ser identificada debido a la sensibilidad del asunto. Los problemas del sector inmobiliario chino han inquietado a los mercados globales y han movido a una ristra de autoridades de Pekín a tratar de apaciguar los ánimos, asegurando que la crisis de deuda no se saldrá de control.

La endeudada promotora China Evergrande Group ha sacudido los mercados mundiales mientras lidia con pasivos de más de 300 mil millones de dólares, que, si no se gestionan, podrían generar riesgos sistémicos para el sistema financiero chino. Pekín está ayudando a empresas estatales y promotoras con apoyos gubernamentales para que compren algunos activos de Evergrande, dijeron previamente a Reuters fuentes con conocimiento del asunto.

En dos ocasiones en octubre, Evergrande evitó por poco los impagos catastróficos de sus bonos por valor de 19 mil millones de dólares en los mercados internacionales de capitales al pagar los cupones justo antes de que expiraran sus periodos de gracia.

Uno de estos periodos expira este miércoles 10 de noviembre, para más de 148 millones de dólares en pagos de cupones que habían vencido el 11 de octubre. Evergrande también debe realizar pagos de cupones por un total de más de 255 millones de dólares en sus bonos de junio de 2023 y 2025 el 28 de diciembre.

Artículo Relacionados