Periodico la voz
Periodico la voz
Mundo

El fin de las ciudades santuario en EEUU

Por Agencia - 23 enero, 2017
El fin de las ciudades santuario en EEUU

Miami, Florida.- Desde el día en que Donald Trump asumió la Presidencia de los Estados Unidos se hicieron públicas varias de las acciones inmediatas, entre ellas la construcción del muro fronterizo y el fin de las ciudades santuario, lo que ha provocado temor entre la comunidad mexicana ya que precisamente en esas ciudades es donde la mayor parte de ellos viven, trabajan y estudian desde hace varios años.

En un movimiento masivo sin precedente, se han sumado en los últimos meses más de 300 ciudades de la Unión Americana y decenas de universidades, escuelas, iglesias y restaurantes para proteger a quienes viven en Estados Unidos como indocumentados. El triunfo de Donald Trump y su retórica antiinmigrante está provocando la unidad de varios estados y la organización de millones de personas ciudadanas y residentes legales pro inmigrantes para cuidar y defender los derechos de aquellos que aún no tienen voz ni voto en este país, los indocumentados. Lo cierto es que una orden de deportación no da permiso a las autoridades federales a ingresar a propiedad privada a detener a nadie, explica el abogado especialista en inmigración, Alex Gálvez

Las ciudades santuario se distinguen porque los gobiernos locales –estatales o municipales- a través de sus congresistas o concejales, según sea el caso, votan a favor de determinadas acciones que coadyuven a proteger a las personas que viven en esa comunidad sin papeles legales. Las acciones más comunes son las que aprueban leyes locales que prohíben a la policía detener a alguien bajo sospecha de ser indocumentado. Tampoco pueden compartir bases de datos de Universidades, escuelas o cualquier otra actividad; como en California, otro ejemplo, donde se han otorgado licencias para manejar a cerca de 800 mil personas sin papeles. Sin embargo, cuando un indocumentado ha sido detenido, no quiere decir que automáticamente va a ser deportado.

Varios políticos en Estados Unidos se han unido alrededor de esta causa. El propio alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, donde vive el mayor número de indocumentados, dijo que no van a colaborar con las autoridades federales para que detengan a las personas sin papeles. El alcalde Garcetti es nieto de un italiano radicado en Parral, Chihuahua, por parte de su papá, que a la postre se vendría a Estados Unidos y aunque su mama nació en Arizona, su abuelo materno es de Sonora. De hecho, Los Ángeles, Chicago, Nueva York y Seattle han comenzado a crear fondos legales de apoyo a quienes resultaran detenidos con órdenes de deportación; un ejemplo que la mayoría de las demás ciudades o condados ya están llevando a cabo.

Muchos se preguntan si las áreas o ciudades santuario son ilegales. En términos generales no son ilegales estas acciones, porque en la mayoría de los casos son acuerdos con bases legales locales; hay que recordar que en este país -Estados Unidos- cada ciudad y cada condado y cada estado son verdaderamente soberanos y libres de enmarcar sus acciones como mejor les convenga sin faltar a la Constitución federal.

noticiasmvs