Periodico la voz
Periodico la voz
Nación

Advierte Moody’s que triunfo de AMLO en 2018 será negativo para los mercados

Por Agencia - 30 agosto, 2017

“Representaría un toque negativo temporal para los mercados financieros de México”, dijo Susan Knapp.

México.- Moody´s Investor Services advirtió sobre un panorama adverso para la economía mexicana un triunfo de Andrés Manuel López Obrador en las elecciones presidenciales del 2018.

“Representaría un toque negativo temporal para los mercados financieros de México”, dijo Susan Knapp, directora gerente de la agencia calificadora, según lo publica La Jornada.

El impacto del triunfo del líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en la elección presidencial en la calificación sobre la solvencia crediticia mexicana “sólo será evidente una vez que implemente sus políticas a principios de 2019”, agregó.

Para Susan Knapp, “una fuente clave de incertidumbre, más todavía que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), es la elección general a mediados de 2018, donde el candidato populista Andrés Manuel López Obrador está liderando las encuestas”.

Al comenzar la 18 Conferencia Anual de Moody´s, “El futuro próximo: política comercial y elecciones”, comentó que aún es precipitado saber cómo afectará un eventual triunfo “y aún no está definida la agenda política”.

“El mensaje clave es que hoy día nos mantenemos prudentemente optimistas, pero todavía existen desafíos. Mantenemos una postura cauta para México, aunque más optimista, dada la mejora en las perspectivas de crecimiento y la renegociación más benigna del TLCAN”, sostuvo.

Moody´s sostiene que la próxima elección presidencial puede presentar un desafío más significativo para el perfil crediticio que el riesgo de fracaso de una renegociación del TLCAN y en el que dice que López Obrador es conocido por su oposición a las reformas que fueron aprobadas durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto.

“La campaña populista podría postergar de manera significativa la implementación de reformas importantes, incluida la apertura del sector energético a la inversión privada”, dijo.

“La transición política también puede desacelerar la inversión pública en infraestructura, ya que a la nueva administración le va a llevar tiempo establecer sus prioridades de infraestructura y desarrollar una serie de proyectos. Sería muy difícil que se produjera una completa reversión de las reformas que ya se han implementado, aunque es posible que haya una desaceleración en el proceso de liberalización que se encuentra en curso”, apuntó.