Contactanos

Nación

Policías de Sinaloa dejaron ir a sujetos armados en bar donde hubo un ataque

La Secretaría de Seguridad Pública de la entidad no ha fijado su posicionamiento ni aclarado si los sujetos en las grabaciones fueron responsables de la riña en que un joven fue baleado en un bar de Tres Ríos, en Culiacán

Por Agencia - 11 diciembre, 2021 - 12:47 p.m.
Policías de Sinaloa dejaron ir a sujetos armados en bar donde hubo un ataque

INFOBAE.- Luego de que un joven fuera baleado al interior de un bar en Culiacán, usuarios en redes sociales compartieron videos donde se observa que policías de Sinaloa interceptaron a sujetos fuertemente armados, pero los dejaron ir.

Según reportes locales, se trata de agentes de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, quienes apuntaron a los civiles, pero también conversaron con ellos, como cualquier camarada en inmediaciones del sector Tres Ríos. Una de las grabaciones muestra que los uniformados piden que se bajen las armas, pero los sujetos hacen caso omiso y después abordan el par de vehículos y se dan a la fuga fácilmente, sin que sean perseguidos. Aparentemente, un oficial hablaba con el conductor mientras sus compañeros se mantenían atentos.

Pero en otro video se observa que los hombres armados gritan a los policías y aunque no se aprecia qué dicen, también se retiran del lugar pese a la presencia de cuatro agentes, portando sin problema sus fusiles a la vista de todos. Se trata de las inmediaciones del bar donde la madrugada reciente fue atacado a balazos un joven tras una riña, según informó más temprano la Secretaría de Seguridad Pública. Los reportes señalan que es sobre los bulevares Enrique Sánchez y Diego Valadez.

Consultada al respecto por este medio, la dependencia a cargo de Cristóbal Castañeda no ofreció un posicionamiento sobre estos hechos y tampoco se ha especificado si los civiles son responsables por el ataque en el centro nocturno.

Según el secretario, la Policía Estatal solo recibió un reporte inicial por vehículos que salieron a alta velocidad, como se aprecia en los videos difundidos. Sin embargo, no dijo que esos autos previamente estaban al alcance de agentes locales y los dejaron escapar.

“Una de las personas por medio de un arma de fuego disparó en contra de otra, ya se encuentra una carpeta de investigación”, comentó Castañeda a la prensa de Sinaloa y agregó que la víctima estaba hospitalizada con dos impactos de arma corta.

Sara Bruna Quiñones Estrada, fiscal del estado, indicó que ya había datos sobre la identidad de los presuntos responsables del ataque ocurrido cerca del malecón y se inició una carpeta de investigación con información suficiente para esclarecer los hechos, pese a que tenía pocas horas.

“La persona fue remitida a que recibiera atención médica y estamos en los primeros datos de investigación al respecto”, reportó en entrevista a la prensa local sobre el joven que recibió disparos en rostro y brazo.

Cristóbal Castañeda agregó que el bar no estaba suspendido aún y esperarían indagatorias de la Fiscalía de Sinaloa para determinar lo procedente.

Sinaloa es conocido como el estado cuna de los capos de la droga más peligrosos y sanguinarios. Los analistas indican que prevalece una pax narca en la que se mantienen bajos índices delictivos a cambio de no dar espacio para la presencia de fuerzas de seguridad que obstruyan operaciones del conocido como Cártel del Pacífico.

La entidad, a diferencia de Guanajuato o Zacatecas, pasa desapercibida en eventos de violencia constante porque es dominada por un grupo y los saldos de la disputa no se reflejan en multihomicidios en cada ataque.

Pese a esos dos factores, Sinaloa no deja de registrar eventos de violencia todos los días. Robos de vehículos, decomisos de drogas, enfrentamiento con autoridades, desapariciones, asesinatos o secuestros no son cosa extraordinaria en el estado.

Culiacán está entre los municipios con mayores índices delictivos en el país. Ahí dominan los hijos de Joaquín Guzmán Loera, el Chapo, los llamados Chapitos.

En octubre de 2019 demostraron su capacidad para someter al Estado, cuando agentes federales detuvieron a Ovidio Guzmán López, pero sicarios del grupo criminal desataron un caos, liberaron a reos, se enfrentaron con fuerzas de seguridad, quemaron vehículos y amenazaron con asesinar a militares, junto con sus familias. Finalmente el hijo del Chapo Guzmán fue liberado tras decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador.

infografias
Artículos Relacionados