Proponen 'veda light’ para el hábitat de la vaquita marina

Proponen veda light’ para el hábitat de la vaquita marina
PUBLICIDAD

CIUDAD DE MÉXICO.

A 13 días de que venza la suspensión de dos años decretada por el Gobierno de México para la pesca con redes en el Alto Golfo de California, la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) intenta ahora implementar una veda permanente pero limitada en el hábitat de la vaquita marina, dejando fuera cimbras y palangres, que impactan directamente en esta especie en grave peligro de extinción.

El Acuerdo presentado por la Conapesca a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) para consulta pública, contempla la prohibición solamente de redes agalleras y no de otras artes de pesca, donde mueren ahogadas las vaquitas marinas, al no poder subir a la superficie a respirar.

Se prohíbe el uso de redes de enmalle denominadas 'agalleras' para toda la pesca comercial en la región Norte del Golfo de California", establece el Artículo Primero del documento ingresado el pasado 23 de marzo.

La veda aplicada desde 2015 y que vence el 10 de abril de 2017, era más amplia y clara:

Se suspende temporalmente la pesca comercial mediante el uso de redes de enmalle, cimbras y/o palangres operadas con embarcaciones menores, en el Norte del Golfo de California".

En los comentarios de particulares, Juan Carlos Cantú, representante de la agrupación Defenders of Wildlife indicó que "es necesario especificar cuáles son exactamente las redes agalleras que serán prohibidas. junto con sus especificaciones tal y como aparecen en la Carta Nacional Pesquera, para que no quede a la interpretación de las autoridades o los usuarios".

En estos dos años de suspensión temporal en el uso de redes, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) pagó mil 50 millones de pesos de compensación al sector, incluidos permisionarios, pescadores e integrantes de la cadena productiva del;

Golfo de Santa Clara, Sonora

San Felipe, Baja California.

El último reporte del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA) establece que la población del mamífero marino en mayor peligro del mundo cayó de 97 a 30 ejemplares, y que la mayor reducción se registró precisamente entre 2015 y 2016, por la presencia de redes ilegales.

En julio del año pasado, el presidente Enrique Peña Nieto se reunió con el todavía presidente de Estados Unidos, Barak Obama, con quien acordó intensificar la cooperación bilateral para proteger a la vaquita marina de la extinción.

En aquella ocasión, la Casa Blanca dio a conocer que el mandatario mexicano anunció que se aplicaría una veda permanente en el uso de redes en todas las pesquerías del Alto Golfo de California.

Ambos países redoblarán esfuerzos, en colaboración con expertos internacionales, para desarrollar artes de pesca alternativas a las redes de enmalle para evitar que la vaquita marina siga muriendo ahogada y el establecimiento de una pesca libre de vaquitas (vaquita safe)", agregaba el comunicado de prensa.

excelsior