Contactanos

Opinión

Españolito

Marcos Durán Flores
Por Marcos Durán Flores - 27 diciembre, 2021 - 09:03 p.m.
Españolito

Quizás porque su niñez siga jugando en su playa es que, a Joan Manuel Serrat, que ayer pasado 27 de diciembre cumplió 78 años es que lo seguimos viendo como el soñador de pelo largo. Nacido en 1943 en Poble Sec, un barrio de Barcelona, este español universal, nacido en el Mediterráneo transformó culturalmente a una España que muere y otra España que bosteza Iluminando seis décadas de música. Su idea de musicalizar los poemas de Antonio Machado, a quien cubre el polvo de un país vecino, nos llevó a conocer al autor de Campos de Castilla con obras como "La Saeta", "Españolito" y "Cantares" poema hecho canción que nos hizo soñar que todo pasa y todo queda, pero que lo nuestro es pasar. También fue gracias a Serrat que descubrimos a Miguel Hernández, poeta encarcelado y muerto de tifus en una cárcel española a donde llegó por criticar al generalísimo y por componer que "Para la libertad" se sangra, lucha y pervive. Serrat trajo también a las masas obras de poetas como Mario Benedetti, Rafael Alberti, León Felipe, Jaime Sabines, Eduardo Galeano y Federico García Lorca. Frescas las heridas de la guerra civil española, el "Nano" se convierte en un representante del canto para la libertad y la esperanza en toda Iberoamérica. Eran las postrimerías del Franquismo que se negaba a morir mientras que el mundo convulsionaba por los movimientos estudiantiles y la Primavera de Praga era acallada por los tanques soviéticos.

Pero recuerde que el autoritarismo es muy sensible a la crítica y las "insolencias" de Serrat fueron demasiado para el régimen de Franco y para algunas dictaduras latinoamericanas que en sus años más negros lo proscriben. En España se le censura y persigue con la intención de apresarlo. En Argentina, Videla prohíbe su entrada al país y en la lista incluye a ¡Machado!, que había muerto hacía más de 30 años. Lo mismo sucede con el asesino del Palacio de la Moneda. Mientras tanto México, que había acogido a miles de ciudadanos provenientes de la Segunda República Española, le recibe con los brazos abiertos.Setenta y ocho años de vida y seis décadas cantándole a la libertad, a la amistad, al amor y al desamor. Largo ha sido el viaje del maestro Serrat que lo han convertido en pieza fundamental de la música de Hispanoamérica. Reconocimientos los ha recibido todos: Doctorados Honoris Causa, discos de oro o platino, premios musicales y la Orden de la Legión de Honor otorgado por la República Francesa, el mismo que habían concedido al "Tío Alberto".

Yo estoy seguro, de que el mejor homenaje para el Maestro es escuchar su música que además de formar parte de nuestra memoria, en donde encontraremos como él mismo dice "El milagro de existir, el instinto de buscar, la fortuna de encontrar, el gusto de conocer", y arriesgándome a dejar fuera alguna de ellas, mencionaré sólo algunas que marcaron y siguen marcando mi vida: "Mediterráneo", "Penélope", "Cantares", "Son Aquellas Pequeñas Cosas", "La Saeta", "Tío Alberto", "Españolito", "Tu Nombre Me Sabe a Hierba", "La Fiesta", "Hoy Puede Ser un Gran Día", "Las Nanas de la Cebolla", "La Mujer que yo Quiero", "Para la Libertad" y tantas y tantas otras. A quien esto escribe, el gusto por Serrat le viene desde los tiempos en que seguía la senda de los niños y el perfume a churros. Pero solo lo descubrí gracias a mi madre, su principal seguidora en Monclova que tenía y tocaba sus discos y canciones mañana, tarde y noche; en especial la canción "Españolito", cuyo disco debió quedar inservible de tanto usarse. Ahora, está casi adicción por su música ha sido transmitida a mis hijos y uno de ellos, Rodrigo, se esforzó cuando era apenas un jovencito, por aprender guitarra para tocar "Cantares", pues "así su papá se sentiría orgulloso de él"; como si verlo despertar cada mañana no fuera motivo suficiente para estarlo.

Quienes vivimos nuestra niñez y juventud escuchando a Serrat, celebraremos que el próximo año 2022, la ocasión de celebrar su anunciada gira de despedida, pero solo de la música con una gran fiesta. Colgaremos de un cordel de esquina a esquina un cartel y banderas de papel verdes, rojas y amarillas pues Joan Manuel Serrat ha cumplido 78 años y cantando le diremos "Españolito que vienes al mundo te guarde Dios".

@marcosduranf

Artículo Relacionados