Contactanos

Piedras Negras

Hotel California: un adorable lugar

La leyenda de la canción que desde su lanzamiento se convertiría en leyenda, interesante relato de Don Yolo

Yolo Camotes
Por Yolo Camotes - 31 julio, 2021
Hotel California: un adorable lugar

"Hotel California, Such a lovely place" ... Seguramente ustedes como yo, han escuchado y entonado algunas estrofas de esta famosa canción, sin imaginar la leyenda urbana que se entreteje detrás de esta pieza musical interpretada por el legendario grupo musical The Eagles.

La melodía surgió a mediados de los años 70 del siglo 20 del álbum del mismo nombre. Hotel California se convirtió desde su lanzamiento en un icono musical que ha trascendido en el tiempo.

Fue tal su éxito, que, en el año de 1977, obtendría el Grammy como el álbum del año. Este sencillo encabezó también el "Billboard Hot 100" y la Asociación Americana de la Industria Discográfica lo certificó con el galardón de oro por la venta de un millón de copias ese mismo año.

Desde su lanzamiento se han registrado ventas por más de 16 millones de copias solamente en los Estados Unidos. En esta melodía comparten los créditos Don Felder, Glenn Frey, Don Henley.

Pero muy pocos saben o sospechan que la inspiración de esta icónica pieza podría haber nacido en México, en especial de un pequeño hotel en el pueblo De Todos Los Santos en la península de Baja California.

La controversial letra del Hotel California, literalmente narra la experiencia de un hombre que, extenuado por el viaje, llega en una noche obscura a un hotel.

En ese lugar se percibe el olor a esa hierba prohibida "Just what does "colitis" mean", la marihuana. El personaje es recibido por una mujer que le ofrece una botella de vino y que le muestra el camino, iluminando lo con una vela en la mano.

Al ver nuestro personaje, que la mujer no regresa con el vino, éste le reclama al encargado, quien a su vez le responde en un juego de palabras para quienes hablan inglés: "No habíamos tenido ese espíritu aquí desde 1969, "We haven't had that spirit here since nineteen sixty nine".

La leyenda supone que Don Henley, estuvo hospedado en este hotel, el cual está ubicado en el pueblo mágico de Todos los Santos, entre las playas de La Paz y Los Cabos, aproximadamente a 74 kilómetros al norte de Cabo San Lucas.

Sería ahí donde se inspiró para escribir la letra de dicha canción sin imaginar el éxito que tendría.

Lo cierto es que antes de que la melodía del Hotel California se volviera famosa, el edificio existía desde 1932.

Fue en el año de 1948, cuando un inmigrante chino de apellido Wong le agregaría una segunda planta para convertirla en un sencillo centro de hospedaje, mientras que la planta baja fungiría como tienda donde se vendía un poco de todo, desde latería, refrescos y más tarde hielo.

El inmigrante chino, deseando que los habitantes del pueblo creyeran que era mexicano, cambiaría su nombre a Don Antonio Tabasco, lo cual no le resultó del todo, pues debido a este apellido tan peculiar, la gente se reía de él.

Para molestia del señor Wong, simplemente en términos más prácticos, la gente del pueblo lo comenzó a llamar el lugar "la tienda del chino".

En la década de los años 50 del siglo 20, "el chino" traería hielo De La Paz a Todos Los Santos por primera vez en la historia.

El sitio sería como el restaurante del Hotel California y el bar el único lugar donde se servía cerveza fría de todo el pueblo, esto por supuesto lo convirtió en un negocio muy popular.

Paradójicamente abriría una tienda llamada "La Popular", después abriría la primera gasolinera de Todos Los Santos en el edificio contiguo al hotel, lo que elevaría la reputación del señor Wong como un gran empresario.

Durante la década de los años sesenta y setentas del siglo 20, mucha gente que asistía al lugar, acostumbraba a sembrar mariguana en los alrededores del hotel, la que se daba muy fácilmente en el campo esto para después cortarla, enrollarla y fumarla; término que aparece por cierto en la primera estrofa de la canción

Tras la muerte del señor Wong, el hotel caería en el abandono, muchos lugareños también comenzarían a afirmar que por las noches el espíritu de una mujer el nombre Mercedes se aparecía en su interior invitando a los hombres a tomar una copa de vino.

Cuando los viajeros aceptaban, la mujer se iba y no regresaba, ya que su alma se encontraba atrapada en el hotel.

La aparición de Mercede se repetía todas las noches, leyenda que por supuesto asustaba a cualquier persona que quisiera entrar al lugar.

Al parecer esta leyenda de alguna forma llegó a oídos de Don Henley quién se inspiró para componer su icónica canción.

La letra original habla de una mujer que invita al protagonista de la melodía a quedarse en el hotel.

Pero muchos han encontrado analogías y piensas que la mujer es en realidad un demonio y el resto de los huéspedes almas prisioneras que permanecen encerradas en el sitio donde se vive un ambiente continuo de fiesta, fiel descripción del infierno.

Lo cierto es que Don Henley declaró en muchas ocasiones que nunca ha estado en ese lugar y que la letra no supone ningún tipo de alucinación fantasmagórica o pactos con satanás.

Alega que por el contrario su letra es una descripción metafórica del mundo de las drogas y los excesos.

Cabe señalar que tras la muerte del señor Wong el hotel tuvo varios dueños hasta que en el 2001 fue adquirido por inversionistas canadienses que remodelaron el lugar.

La gasolinera fue demolida, conservando solo la fachada del hotel que ofrece el servicio de hospedaje a muchos músicos venidos de todas partes, principalmente estadounidenses.

Cerca del hotel se pueden apreciar construcciones coloniales, calles empedradas y adoquinadas que parecen sacadas de antiguos libros donde el tiempo parece haberse detenido.

En los alrededores también se producen la caña de azúcar, crece en abundancia el mango, el aguacate y la papaya. Es como dice la canción un encantador lugar.

El día de hoy es visitado por cientos de personas que no sólo se detienen frente a la fachada del hotel para tomarse la foto, sino también para conocer las maravillas naturales las cuales los rodean.

Se dice que Don Henley jamás aceptará (quizá por vergüenza o ego) que una de las canciones más populares en la historia musical, está basada en una leyenda de un hotel mexicano; es decir su canción leyenda está basada en otra leyenda.

Tal vez como dice el músico, fue tan sólo una "coincidencia", pero en todo caso "¡A qué casualidad de rancho!".

De lo que podemos estar seguros, es que los extraños, un hotel y una banda musical, crearían una leyenda mayor.

El Hotel california no es sólo un lugar para hospedarse, sino ya en sí mismo es toda una leyenda.

Esto es una prueba más de que México no solo es cuna de civilizaciones portentosas, sino también fuente de inspiración de auténticas leyendas mundiales.

  • Hotel California: un adorable lugar

  • Hotel California: un adorable lugar

  • Hotel California: un adorable lugar
  • Hotel California: un adorable lugar

Artículo Relacionados