En 1986 fue la primera vez que México fue líder de su grupo con cinco unidades.

CIUDAD DE MÉXICO.- Luego de conseguir los primeros tres puntos ante Alemania en el Estadio Luznikí, el combinado Tricolor está en el segundo puesto del grupo F con tres unidades y un gol a favor. Misma situación que vive el conjunto sueco, quien hizo lo propio tras derrotar 1 a 0 a la República de Corea en su debut en la Copa del Mundo.
De tal modo, que la FIFA basa el modo de desempate en el criterio del Fair-Play.
Los dirigidos por Juan Carlos Osorio cuentan con dos tarjetas amarillas y 15 faltas cometidas. Mientras que, Suecia solamente suma una amonestación y 20 faltas. Tras tener las mismas unidades, las tarjetas son el medio de desempate.
Historia similar a la de España y Portugal. El combinado español cuenta con una amonestación convirtiéndolo en el líder del grupo B con cuatro puntos. Mientras que los lusos, tras sumar dos tarjetas amarillas están situados en la segunda posición, a pesar de contar de igual forma con cuatro unidades.