Diego Costa marcó el 1-0 y llegó a tres goles en Rusia.

Fue algo constante: España se arrojó sobre Irán, que se aferró a defenderse con alma y corazón, pero a final de cuentas los del técnico Fernando Hierro lograron su cometido.
Sufrido. Mucho, sí, pero Diego Costa al minuto 54 le dio el triunfo a la Roja 1-0, mismo que significó libertad a la presión que se notaba en el cuadro español. Intentaban una y otra vez y no podían. Una jugada fortuita les dio su primera victoria en la Copa del Mundo y ahora suman 4 puntos.

Costa, de 29 años, marcó su tercer tanto en una jugada en la que la zaga iraní intentó despejar y rebotó el esférico en el ofensivo naturalizado español.
Toque, toque y más toque. Si no era Isco, era Andrés Iniesta.
Los iraníes no vendieron nada fácil la derrota, se mostraron como una escuadra aferrada y si no hubiera sido por el VAR, hubiesen anotado. A simple vista no había fuera de lugar en una jugada a balón parado, pero gracias al apoyo de la tecnología se determinó que no era gol válido por fuera de lugar y España respiró.
Hierro se mostró metido en lo suyo, poco puede modificar luego de la salida de Julen Lopetegui, quien fue destituido por firmar con el Real Madrid.

Tras la victoria de España, en el Grupo B lucen en la cima tanto los hispanos como Portugal, combinado que más temprano se impuso a Marruecos, cuadro que ya está eliminado por sus dos derrotas.
El próximo lunes, Irán se jugará todo contra Cristiano Ronaldo y los lusos, quienes también buscarán amarrar su acceso a los Octavos de Final en Rusia 2018.
En la recta final, los españoles se salvaron del empate, pero los asiáticos no pudieron empatar el compromiso.