Contactanos

Score

"Anti deportivo"; Pelea campal en la Liga 1 de Francia

Jorge Desio, asistente del técnico del Olympique de Marsella, Jorge Sampaoli, se vio involucrado en las bochornosas acciones.

Agencia
Por Agencia - 23 agosto, 2021 - 01:00 p.m.
Anti deportivo; Pelea campal en la Liga 1 de Francia

El partido entre el Niza y el Olympique de Marsella este domingo por la Ligue 1 francesa en el estadio Allianz Riviera de Niza fue suspendido tras la irrupción en el terreno de seguidores del equipo local, que protagonizaron una riña con los jugadores de la escuadra visitante.

El encuentro fue interrumpido a 13 minutos del final poco después de que Dimitri Payet, del Marsella, fuera golpeado por una de las botellas de agua que le arrojaron desde las gradas. El centrocampista respondió a los hinchas del Niza devolviéndolas. Su actitud y la de otros de sus compañeros enfureció a la afición más radical, que finalmente invadió el campo. 

De acuerdo con varios medios deportivos, Jorge Desio, asistente del técnico del Olympique de Marsella, Jorge Sampaoli, se vio involucrado en las bochornosas acciones. En imágenes difundidas por redes sociales quedó registrado el momento en que Desio derriba de un golpe a un aficionado dentro de la cancha.

En otra grabación se ve como el propio Sampaoli perdió los estribos en medio de la confusión. El argentino, acalorado, se apresuró a defender a sus jugadores y tuvo que ser controlado por miembros de su plantel.

Después de casi una hora, y con los locales ganando por la mínima diferencia, el árbitro Benoit Bastien intentó reanudar el juego. El equipo arbitral y los jugadores del Niza volvieron al campo, pero sus rivales se negaron a continuar el encuentro, ya que algunos de ellos resultaron heridos durante la pelea. Eso le costó una derrota técnica, según el reglamento de la Ligue 1. No obstante, los visitantes están preparados para apelar.

La ministra de Deportes de Francia, Roxana Maracineanu, se pronunció respecto al incidente de este domingo y aseguró que es un "insulto" al fútbol y sus aficionados, recoge la agencia EFE. Además, subrayó que lo ocurrido "ha superado una línea roja" y merece sanciones.

Entre tanto, la Ligue 1 convocó a ambos clubes a una audiencia disciplinaria este miércoles. El alcalde de la ciudad de Niza, Christian Estrosi, llamó de "inaceptable" la violencia e instó a la liga francesa a identificar y castigar a los responsables, informó la cadena ESPN.

Artículo Relacionados