Castigan al Milán sin cena de Navidad

PUBLICIDAD

Gales ya está convertido en el caballo negro de la Euro 2016.

El equipo británico aseguró ayer su boleto a las Semifinales al vencer 3-1 a Bélgica, logró que se posiciona como el mejor de su historia.

Previamente a la hazaña de Gareth Bale y compañía, el máximo alcance de los Dragones en un torneo internacional fueron los Cuartos en el Mundial de Suecia 1958, aventura que se terminó ante el Brasil de Pelé. En esta ocasión, el siguiente contrincante de los galeses será el Portugal de Cristiano Ronaldo, el cual debe tener mucho cuidado cuando se enfrente el miércoles ante un equipo que no le tiene miedo a nada y sabe bien a lo que juega. Ante los Diablos Rojos se quitó el estigma de ser dependientes a Bale, quien dio el partido más discreto del torneo, si bien su aporte fue valioso dejó los reflectores a sus compañeros.