Vendían su cuerpo sin traer su tarjetón

PUBLICIDAD

Por no traer el tarjetón de salubridad que deben de portar para trabajar en el ambiente nocturno, siete florecillas de fango fueron detenidas en diferentes bares de la ciudad y llevadas a encerrar a los separos policíacos.

Fue la noche de ayer, cuando varias patrullas se dirigieron a distintos bares de la ciudad como El Bonanza, Antonio’s y diferentes cantinas donde realizaron una revisión a todas las damas del tacón dorado.

La revisión consistía en corroborar que todas las chicas de la vida galante vendieran su cuerpo portando su tarjetón de salud que se les exige por parte de las autoridades municipales.

Una vez que fueron desfilando cada una para verificar que lo trajeran, varias dijeron mil excusas por no traerlo en esos momentos, pero de nada les sirvieron sus pretextos pues fueron subidas a las unidades policíacas y trasladadas a las instalaciones de Seguridad Pública donde quedaron tras las rejas.

Al ser presentadas frente a la barandilla de detenidos se identificaron como Karla Martínez González, de 33 años de edad, vecina de la calle Villa del Carmen, número 718 de Praderas, además Carolina Gutiérrez Gutiérrez, de 23 años de edad, quien dijo vivir en la calle 3, número 1114, de la colonia Ampliación Hipódromo, Yuridia Rodríguez Velázquez, de 34 años de edad, vecina de la calle Sinaloa, número 418, de la colonia Borja, así como Yesenia Esquivel Rivera, de 28 años de edad, vecina de la calle Lechuguilla, número 107, de la colonia Huizachal, Jazmín Garza Navarro, de 24 años de edad, quien dijo vivir en la calle Palmillas, número 210, de la colonia Huizachal, Estrella Torres García, 30 años de edad, vecina de la calle Républica, número 420, de la colonia Sierrita y Yolanda García Vega, de 40 años de edad, quien dijo vivir en la colonia Diana Laura, todas ellas quedaron tras las rejas el resto de la noche.