Vuelca ebrio septuagenario

Con los neumáticos hacia arriba y en medio de la calle terminó el Nissan.
PUBLICIDAD

FRONTERA, COAH.- Una aparatosa volcadura se registró la madrugada de ayer cuando una persona de la tercera edad que conducía en completo estado de ebriedad y a exceso de velocidad, se impactó contra un radio taxi que se encontraba estacionado.

El accidente tuvo lugar cerca de las 03:00 horas sobre la calle Almadén de la Zona Centro, cuando en sentido de oriente a poniente, se desplazaba un automóvil marca Nissan Sentra, color rojo, modelo 2000, con placas de discapacitado, el cual era conducido por Felipe Muñoz Rivas de 77 años de edad, vecino de la calle Victoriano Cepeda, número 408-A de la colonia Occidental.

También puedes leer: Muere niña por mal diagnóstico

El radio taxi resultó con cuantiosos daños en su parte trasera del lado izquierdo.

Fue metros antes de llegar al cruce con la calle Francisco I. Madero cuando el septuagenario que se encontraba completamente ebrio, se durmió al volante y se impactó contra un vehículo marca Chevrolet Matiz, color blanco con azul y anaranjado, modelo 2010 de la línea Radio Taxímetro, con el número económico 41, propiedad de Jesús Contreras Mora, vecino de la colonia Del Río, en Monclova.

Al momento del fuerte impacto, el Nissan golpeó con la parte delantera del lado derecho el costado izquierdo del radio taxi que se encontraba en el exterior de una vulcanizadora arreglando un neumático, salvándose de ser arrollados dos empleados del negocio que en esos momentos estaban metiéndole mano al taxi.

El septuagenario fue atendido por socorristas de Cruz Roja.

Debido al fuerte encontronazo, el Matiz fue proyectado varios metros hacia delante mientras el Nissan terminó con los neumáticos hacia arriba en medio de la calle, donde el hombre de la tercera edad salió por su propio pie, siendo atendido en el lugar por socorristas de Cruz Roja, pero afortunadamente resultó ileso por lo que no fue necesario su traslado al hospital.

Al lugar arribaron elementos de Policía y Tránsito quienes detuvieron al conductor responsable y después de realizar el peritaje correspondiente ordenaron el traslado de los dos vehículos a un corralón municipal, donde permanecerían hasta que se llegara a un arreglo satisfactorio en la reparación de los daños entre ambas partes.