5 puntos… y una anécdota

PUBLICIDAD

1.- Larga la plática ayer del gobernador Miguel Riquelme con el monclovense Pablo González, que compartieron desayuno en conocido lugar en la capital del estado….la imagen de ambos, difundida ampliamente en las redes sociales no deja lugar a dudas de que Pablo está en el ánimo del mandatario estatal y que tendrá bastante quehacer en los siguientes meses…por lo pronto ya cuando se despedía, varios de los ahí presentes le dijeron “hasta luego, candidato”….

2.- La visita AMLO a Coahuila iba a aclarar algunos panoramas, lo dijimos, y sucedió con respecto a la región Centro aunque aún no en el tema de César Flores, a quien no se le vio por lo menos en algún lugar destacado, aunque sí en el caso de la empresaria Eva Galáz, quien sin duda será la compañera de fórmula de Armando Guadiana por la Senaduría bajo la siglas de MORENA….

3.-Respecto a César Flores no hay que darlo por eliminado para abanderar al partido del Peje en la lucha por la alcaldía, pero su pasado de derecha y el cambiante estado de ánimo que lo caracteriza son factores que no terminan de convencer a Lòpez Obrador, quien sin embargo tiene muy en claro que el exdiputado federal es la mejor figura con la que puede competir en la capital del acero…

4.- Habrá que decir también respecto al mini mitin de AMLO, que entre algunos de los asistentes causó decepción que uno de los aspectos que “más que vendía” era su cercanía con la gente, y ayer llamaron la atención las vallas que se pusieron para dividir el presidium de los asistentes así como el viraje de su discurso, en el que dice que quiere igual a ricos y a pobres de este país….

5.- Victor Zamora, exsecretario de gobierno es otro de los coahuilenses que parece avencidado hoy en la Ciudad de México y muy seguramente pronto al servicio del CEN del PRI..Zamora Rodríguez es otro hoy exfuncionario estatal con suficiente colmillo y conocimiento para apoyar la campaña del tricolor….

La anécdota

Los que presenciaron el hecho, dicen que fue hace apenas unos días y el lugar del mismo, fue una muy importante oficina del Palacio de Gobierno hasta donde llegó un joven excolaborador de la administración estatal, hasta hace poco reacio a hacer antesala o incluso a presentarse para pasar de un área a otra de la sede del Poder Ejecutivo…acostumbrado a las puertas abiertas, quiso pasar al sitio en el que estaba citado casi a la hora en que arribó al edificio… su primer sorpresa fue que no lo dejaron pasar sin antes anunciarlo, lo que dicen aceptó de buena gana y esperó sentado en la cómoda recepción hasta que pasada cerca de una hora comenzó a inquietarse…y nervioso, mandaba mensajes y hacía, o “hacía como que hacía” algunas llamadas telefónicas….pasada una hora más y sin que hubiera perspectiva de que fuera a ser recibido, disimuladamente “inició” una nueva llamada y muy despistadamente abandonó primero la oficina en mención y luego el Palacio de Gobierno.

Las ideas expresadas en esta columna no representan necesariamente la línea editorial de La Voz